Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIS

Barómetro CIS | La preocupación por la falta de Gobierno aumenta cinco puntos porcentuales en dos meses

Solo el paro supera al desprestigio de los políticos y a la corrupción como principales problemas

El pleno del Congreso de los Diputados, este martes. Ampliar foto
El pleno del Congreso de los Diputados, este martes.

La preocupación por la falta de Gobierno ha aumentado entre los españoles algo más de cinco puntos porcentuales en dos meses, según los resultados del barómetro de septiembre que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este miércoles. Mientras que en julio solo el 6,4% consideraba la ausencia del Ejecutivo como uno de los principales problemas, ese porcentaje aumenta hasta el 11,6% en la encuesta de septiembre.

La corrupción sigue siendo el segundo gran problema para los españoles, tal como lo indican un 36,6%, solo superada por el paro (71,6%). Sin embargo, la preocupación por las corruptelas y el fraude ha descendido respecto a la encuesta de julio cerca de siete puntos porcentuales. "Los políticos en general, los partidos y la política" es otro de los problemas que identifica la ciudadanía. En este caso, esa preocupación ha aumentado casi 10 puntos porcentuales: del 19% al 29,3%.

En cuanto a la situación política, los españoles perciben que sigue empeorando respecto a julio. El 87,1 de los españoles considera que es mala o muy mala, cuando en el anterior barómetro esa sensación era diez puntos inferior, el 77,1%. Solo un 0,9% de los encuestados la califica como buena (en julio fueron el 2,1%).

En comparación con el año pasado, el 53% de los españoles mantienen que la situación política ha empeorado, una sensación que crece 12,8 puntos respecto a julio (40,2%). Quienes perciben que ha mejorado también descienden respecto al anterior sondeo, del 6,2 al 3,7. Mirando hacia 2017, los encuestados que prevén que la situación irá a peor, suponen el 25,1%, tres décimas menos que en julio. Quienes presienten que será igual suponen el 33,4% (37,5), mientras que los que auguran que mejorará son el 15,4% (16,7 en el anterior).

La encuesta se realizó entre el 3 y el 12 de septiembre, después de que Mariano Rajoy fracasara en su intento de ser investido presidente al haber obtenido 170 votos a favor —los del PP y Ciudadanos— y 180 en contra. Este periodo también estuvo marcado por la proximidad de las elecciones autonómicas en Galicia y el País Vasco, celebradas el pasado 25 de septiembre. Los resultados de esos comicios reforzaron al líder del PP y debilitaron a Pedro Sánchez, sumido en la crisis interna del PSOE que desembocó en su dimisión como secretario general el pasado 1 de octubre.

En septiembre también estallaron escándalos como el nombramiento de José Manuel Soria como representante de España en el Banco Mundial —candidatura a la que finalmente debió renunciar— o la causa por presunto blanqueo que el Tribunal Supremo abrió contra Rita Barberá.

El barómetro incluye las preguntas fijas habituales sobre la situación política y económica, y la percepción ciudadana sobre sus problemas. La sensación que tienen los encuestados sobre la situación económica sigue siendo negativa. El 64,7% considera que es mala (38,7) o muy mala (26,0), una cifra que se incrementa en seis décimas respecto al barómetro de julio. Por el contrario, solo el 4,3% mantiene que la economía es buena (4,2) o muy buena (0,1). En el anterior sondeo ambas opciones representaban tres décimas menos.

La mayoría de los españoles (52,0) cree que la situación económica es la misma que hace un año, mientras que el 29% considera que va peor y el 17,1 siente que mejora. Para dentro de un año, los que perciben que seguirá igual suman el 40,2% y lo que creen que empeorará, el 22,8%. El 17,2, por el contrario, mantienen que mejorará.   

Más información