Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos e IU presionan a los líderes territoriales del PSOE contra la abstención

Advertencias a los presidentes socialistas en Aragón, Valencia y Asturias si permiten que Rajoy siga

El secretario General de Podemos, Pablo Iglesias.  Ampliar foto
El secretario General de Podemos, Pablo Iglesias.

Podemos e IU iniciaron este lunes una maniobra de presión contra los dirigentes territoriales del PSOE a cuenta de una hipotética abstención a un Gobierno del PP. Tras romper la semana pasada su acuerdo con los socialistas en Castilla-La Mancha, el partido de Pablo Iglesias advirtió de que habrá consecuencias en sus pactos en Aragón y en la Comunidad Valenciana si sus presidentes permiten que Mariano Rajoy siga en La Moncloa. IU lanzó el mismo aviso en Asturias.

La dimisión de Pedro Sánchez y el estreno de la gestora del PSOE presidida por Javier Fernández ya han tensado las relaciones entre los dirigentes autonómicos de Podemos y los Gobiernos que sostienen desde 2015. Después de la ruptura del pacto con Emiliano García-Page, una situación similar puede darse en Aragón, en la Comunidad Valenciana y en Baleares, ya que en Extremadura las dos fuerzas solo alcanzaron un acuerdo de investidura. La amenaza está relacionada con la continuidad de un Ejecutivo del PP. Se da la paradoja de que, al retirar su apoyo, Podemos podría facilitar un giro conservador en esos Gobiernos autónomos, beneficiando al PP.

Aragón

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, resumió esta nueva etapa asegurando, en referencia a Javier Lambán, que considera “muy difícil estar con Rajoy y con Aragón a la vez”. El también líder del partido en esa comunidad se reunirá este martes con representantes de IU y de la Chunta Aragonesista (Cha), las otras dos fuerzas que apoyan al PSOE, para “analizar el nuevo escenario que se abre”.

Reunión con los círculos

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, buscará el próximo viernes reafirmarse ante las bases del partido en un encuentro con los círculos o agrupaciones de simpatizantes. El evento se celebra un día antes de la reunión del consejo ciudadano, máximo órgano de dirección, convocado el sábado, y busca escenificar ese regreso a los orígenes y al debate colectivo al que apela el propio Iglesias.

“En los próximos días pasarán cosas. Este debate no lo queremos tener únicamente en los órganos de Podemos”, señaló ayer el secretario de Organización de la formación, Pablo Echenique, en referencia al rumbo que debe emprender Podemos.

“No solo el hecho de que unas decenas de dirigentes puedan derribar a un secretario general elegido por la militancia nos preocupa, también el hecho de que voces relevantes del sector vencedor hayan manifestado públicamente su deseo de que gobierne el PP”, escribe Echenique en la carta enviada a la Cha y a IU. “Algunos, explícitamente y otros, como el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, manifestando su posición por eliminación, al descartar tanto un Gobierno alternativo al PP como unas nuevas elecciones”, agrega.

Asturias

Javier Fernández podría ver también cómo se complica su propia gestión en el Ejecutivo del Principado. La federación asturiana de Izquierda Unida advirtió al presidente autonómico de que si el PSOE “gira a la derecha” y permite la investidura de Rajoy “se pondría en cuestión el acuerdo” que ambas formaciones pactaron para que los cinco diputados de IU votaran a favor de su investidura, según explica a EL PAÍS el portavoz de IU en el parlamento asturiano, Gaspar Llamazares.

La federación de izquierdas considera que “no es compatible” favorecer la continuidad de un Gobierno de Rajoy con el entendimiento de la izquierda asturiana. Una parte de ese acuerdo que suscribieron, recuerda Llamazares, tenía que ver con la “confrontación de las políticas del PP” en relación con Asturias. “No es compatible estar en misa y repicando”, se queja el portavoz de IU. Fernández, que tiene 14 de 45 diputados autonómicos, necesita el apoyo de otros grupos para gobernar. Las relaciones con Podemos ya están rotas. Y el líder autonómico del partido, Daniel Ripa, cree que acabará permitiendo un Gobierno del PP.

Comunidad Valenciana

El secretario general de Podemos en la Comunidad Valenciana y portavoz en las Cortes Valencianas, Antonio Montiel, también consideró que “facilitar un Gobierno de Mariano Rajoy sería grave” e insistió en que si esa es la apuesta de los socialistas convocaría de urgencia a su dirección para revisar su respaldo al Gobierno valenciano. La formación que lidera Iglesias es uno de los firmantes del Acord del Botànic, sobre el que desde hace un año descansa la estabilidad del Ejecutivo valenciano que preside el socialista Ximo Puig y del que también forma parte Compromís. Podemos, aunque no forma parte de la estructura del Ejecutivo valenciano, lo apoya con sus votos en el Parlamento.

“Si la situación de los socialistas desembocara en un Gobierno de Mariano Rajoy, que ha maltratado a los valencianos, nosotros tendremos que tomar decisiones políticas”, afirmó Montiel. Desde Compromís, en cambio, consideran que el acuerdo suscrito con el PSOE está por encima de los pactos en Madrid y dan por hecho que no se verá afectado.

Más información