Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP suma a Coalición Canaria a la presión para que Sánchez desbloquee

Hernando y Oramas firman un pacto con la "agenda canaria" ya sellada antes con el PSOE

Rafael Hernando y Ana Oramas, este martes. Ampliar foto
Rafael Hernando y Ana Oramas, este martes.

El PP ha sumado en la mañana de este martes, apenas unas horas antes de la primera sesión de investidura de Mariano Rajoy, el apoyo de la diputada Ana Oramas, de Coalición Canaria, a la presión frente al líder socialista Pedro Sánchez para que desbloquee la situación política del país. El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, y Oramas detallaron los 15 puntos de la agenda canaria suscrita entre esas dos formaciones, que firmaron antes formalmente la secretaria general popular, Dolores de Cospedal, y el de Coalición Canaria, José Miguel Barragán, y que coincide casi al detalle con el mismo programa que Sánchez pactó para su investidura frustrada en febrero con ese partido. Hernando aprovechó para acusar a Sánchez de bloquear la formación de un Gobierno y unas Cortes que funcionen con excusas para provocar la convocatoria de otras elecciones.

Rajoy ya cuenta con 170 escaños para la votación de su investidura esta semana. No serán suficientes para salir elegido presidente porque el PSOE mantiene su oposición y le faltan al menos otros seis diputados más para ser investido el miércoles en la primera votación y 11 abstenciones en la segunda, ya el viernes. Pero el PP continúa con su estrategia de agregar aliados para demostrar que Rajoy y el PP no están solos y aislados y, sobre todo, para intentar convencer a Sánchez de que debe permitir que la legislatura comience a funcionar.

PP y Coalición Canaria suscribieron un acuerdo de legislatura con varios puntos generales, que coinciden básicamente con el programa cerrado el domingo con Ciudadanos, y que añade 15 puntos específicos que se conocen como la agenda canaria y que esa formación plantea de manera recurrente en cada legislatura y sea quien sea su interlocutor. Cuando el voto de Coalición Canaria no es necesario ni imprescindible la agenda canaria queda postergada por razones como la crisis económica o la recesión y se rescata cuando su suma es requerida para conseguir un Gobierno nacional. Es lo que ha vuelto a suceder ahora.

Coalición Canaria gobierna en las islas con el apoyo del PSOE y en febrero firmó un acuerdo muy similar al actual con Pedro Sánchez. Sus reclamaciones son tan concretas como históricas. Tienen que ver en primer lugar con el reconocimiento constitucional a su condición de región ultraperiférica si se aborda en algún momento el cambio de la Constitución; con la negociación particular de sus peculiaridades con un régimen económico y fiscal; con la ratificación en el Congreso del paralizado estatuto de autonomía; con la compensación de los 800 millones de euros que creen perdidos con el actual sistema de financiación de las autonomías y con el mantenimiento de determinadas especificidades en obras, energías renovables, políticas sociales y de empleo, de transportes humanos y de mercancías, agrarias o marítimas.

Oramas no tuvo ningún problema en explicar y justificar cómo ahora Coalición Canaria pacta con el PP lo que antes pactó con el PSOE. Primero dijo que su formación había oído y el mensaje de los ciudadanos en las urnas para que los partidos se pusiesen de acuerdo y se ocupen de sus problemas pero luego admitió que lo importante para CC es sellar su agenda sin esperar más tiempo. Precisó que no es cuestión de saber cuánto cuesta el voto de la diputada canaria ni de privilegios sino de comprender que esa región requiere unas políticas de Estado.

Hernando se mostró más que satisfecho del nuevo acuerdo para la investidura de Rajoy, tras el alcanzado el domingo con Ciudadanos, pero concentró todos sus mensajes especialmente en cuestionar el comportamiento actual de Sánchez y el PSOE. Recordó de nuevo el resultado de las urnas, con el PP (137 escaños) muy por encima del PSOE (85) y con esa aritmética en mente volvió a remachar que lo que hace falta es que los socialistas se sienten a negociar para arrancar de una vez la legislatura, haya un Gobierno y unas Cortes "que funcionen" y todos puedan resultar útiles a los españoles.

El portavoz del PP destacó tras el pacto con Ciudadanos y Coalición Canaria que los puntos cerrados son perfectamente compatibles entre sí y con el PSOE porque se habían buscado asuntos sobre los que ya se comprobó esa coincidencia cuando Sánchez negoció en febrero su investidura frustrada con ambas formaciones. Hernando no desperdició el momento para arremeter contra el líder socialista por no entender ni su fracaso en las urnas el 20-D y el 26-J ni en su intento de investidura y por buscar ahora excusas para seguir bloqueando la formación de un ejecutivo y el funcionamiento normal del Parlamento.

"Esto se agota, estamos en el tiempo de descuento, hay que tomar decisiones y le pido a Sánchez y al PSOE durante esta votación de investidura que sean sinceros y lo confiesen, que expliquen qué quieren de verdad, que digan que quieren unas terceras elecciones porque entienden que quizá vayan a mejorar los resultados electorales porque lo otro es engañar", recalcó Hernando.

El dirigente del PP apeló a otros dirigentes socialistas, como los expresidentes españoles Felipe González o José Luis Rodríguez Zapatero, y a homólogos europeos que permiten gobiernos de coalición en 25 de los 27 países de la Unión Europa, para restregarle a Sánchez que su oposición frontal a Rajoy no debe ser solo una cuestión ideológica. Hernando llegó a afirmar que "ya empieza a resultar chusco" el comportamiento de Sánchez de negarse a negociar nada con el PP o incluso a permitir desde su puesto como jefe de la oposición que exista en España un Gobierno "eficaz y eficiente" al que oponerse de manera útil. Le reclamó sensatez y sentido común y le recordó finalmente que con 169 escaños fue investido en su día presidente el socialista Zapatero cuando ahora Sánchez se niega a que Rajoy lo sea ya con 170 escaños.

"Creo que 170 escaños son suficientes para que esto se desbloquee y no pido ni un cheque en blanco ni el sí a Rajoy sino solo que no bloquee la situación por más tiempo, que haya un Gobierno que funcione y una cámara que funcione", finalizó el portavoz del PP en el Congreso. Luego avanzó que Rajoy hará esta tarde un discurso constructivo.

Más información