Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera planteará nuevas reformas en la negociación

En caso de desacuerdo con el PP, Ciudadanos planteará las soluciones intermedias que alcanzó con el PSOE en febrero

El equipo de Albert Rivera negociará con el de Mariano Rajoy un centenar de cambios institucionales, económicos, laborales, sociales y educativos a cambio del voto afirmativo de sus 32 diputados. La reforma de las Diputaciones, del Senado o del Consejo General del Poder Judicial “no pueden dejar de estar sobre la mesa”, según José Manuel Villegas, vicesecretario general. Ciudadanos asume que el pacto con el PP necesita el respaldo del PSOE, y buscará puntos de encuentro.

Mariano Rajoy y Albert Rivera entrando a la reunión en el Congreso. Ampliar foto
Mariano Rajoy y Albert Rivera entrando a la reunión en el Congreso.

La negociación entre el PP y Ciudadanos está condicionada por tres factores. Primero, las dos partes asumen que debe ser a toda velocidad porque el debate de investidura será el día 30. Segundo, ambas formaciones coinciden en que su pacto no tendrá la profundidad de detalle del alcanzado entre el PSOE y Ciudadanos en febrero, porque aquel acuerdo fue de gobierno y este sería solo de investidura. Y tercero, en caso de conflicto con alguna medida, el equipo de Rivera desempolvará las soluciones intermedias que consensuó entonces con los socialistas, argumentando que así será más fácil lograr su abstención.

“La propuesta no es de gobierno, sino de investidura, pero habrá medidas que afectan a las principales políticas de un país. Eso incluye políticas económicas, sociales, fiscales, educativas, de sanidad y de Estado”, resumió Villegas. “Acabar con las Diputaciones será uno de los temas que plantearemos sin duda, como la reforma del Senado y la separación de poderes, en lo que se incluye el [método de] nombramiento de los miembros del Consejo General del Poder Judicial”, enumeró. “Son temas que no pueden dejar de estar en una mesa de negociación en la que esté Ciudadanos”, subrayó. Estas son algunas de las medidas que Ciudadanos quiere incluir en el acuerdo:

Transformar el Senado. Rivera está a favor de suprimir el Senado y las Diputaciones. Cuando negoció con el PSOE en febrero llegó a un punto intermedio que fuentes de la Ejecutiva no descartan conceder de nuevo ahora: la transformación del Senado en estricta Cámara territorial con una composición máxima de 100 miembros; y la reducción del presupuesto de las Diputaciones como paso previo a su supresión. Habrá medidas para mejorar la transparencia de los partidos o cambiar el reglamento del Congreso.

Contrato único. De salida, en el modelo laboral, Ciudadanos plantea un contrato único con indemnizaciones crecientes por despido en función de la antigüedad. Ya en el pacto con el PSOE se conformó con reducir a cuatro los tipos de contrato —formación, relevo, temporal e indefinido—. Además, apuesta por la mochila austriaca, una cuenta en la que la empresa hace ingresos al trabajador, que elige si los usa al ser despedido o al jubilarse. El PP ya se ha mostrado de acuerdo con esta medida.

Reforma del impuesto de sociedades. Ciudadanos cree que es imperativo reformar el impuesto de sociedades para recaudar más de las empresas. Al tiempo, aspira a bajar el IVA cultural del 21% al 10%. Además, esta formación se opondrá a una subida de impuestos que afecte a las clases medias y trabajadoras. La negociación de estos detalles, unida a la oficialización de una fecha de investidura, favorece que el PP y Ciudadanos aumenten su intercambio de información económica, y que cada vez se abra más la puerta a una negociación de las cuentas públicas con un Ejecutivo aún en funciones. “El detalle de los presupuestos tendrá que llegar más adelante, porque el Gobierno está en funciones, pero la orientación de las medidas económicas es relevante, y negociable, y se tendrá que empezar a ver ahora”, dijo una fuente de Ciudadanos. “Va a haber negociación económica. Tiene que haber un mínimo de sintonía con el Gobierno para que se le apoye”.

Comisión sobre Bárcenas. Ciudadanos quiere que las medidas anticorrupción sean una pata clave del acuerdo, según fuentes de su Ejecutiva. Las condiciones previas que ha aceptado el PP ya incluyen impulsar en los tres primeros meses del próximo Gobierno reformas para eliminar los aforamientos; expulsar a los imputados; o crear una comisión parlamentaria de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP a través del caso Bárcenas.

Primarias. Los dirigentes de Ciudadanos han puesto su pacto en Madrid como ejemplo del acuerdo que pretenden alcanzar con el PP. Aún deben decidir si ahora también incluirán la obligación de celebrar primarias para elegir a los candidatos de los partidos —el PP no tiene—; el compromiso de hacer a los partidos responsables subsidiarios de los delitos de corrupción de sus integrantes; o el veto a que los diputados puedan tener otro cargo público.

Además, Ciudadanos propondrá medidas de transparencia y conciliación, aspecto en el que los dos partidos ya coinciden en retrasar una hora el huso horario.

Más información