Ciudadanos, abierto a apoyar un techo de gasto a la baja del Gobierno en funciones

Rajoy tiene que dar el primer paso para cumplir con el calendario de Bruselas

Ciudadanos está abierto a apoyar que el Gobierno en funciones apruebe el techo de gasto si Mariano Rajoy acepta reducir los 123.000 millones que puso como tope a los pagos de las administraciones en 2016. El PP afirma que la ley le impide actuar hasta que su candidato sea presidente. Ese argumento le permite presionar para lograr la abstención del PSOE, que no puede preparar las cuentas de sus Comunidades y Ayuntamientos hasta tener la cifra de 2017. Si Rajoy da el paso, ganaría tiempo para negociar los Presupuestos y evitar una sanción de Bruselas.

Luis de Guindos, en una imagen de archivo.
Luis de Guindos, en una imagen de archivo. JUAN MEDINA / REUTERS

Tras abrir un canal de comunicación permanente sobre tres temas urgentes —el techo de gasto, los Presupuestos y el desafío independentista en Cataluña—, Rajoy y Rivera volverán a reunirse la semana que viene. El presidente del PP insistirá en la necesidad de que Ciudadanos abra negociaciones con vistas a votar a favor de su investidura como presidente. El líder de la formación de centro volverá a transmitirle que no quiere pasar de la abstención. Solo el PSOE puede obligar a que los contactos entre el PP y Ciudadanos se aceleren. Si Pedro Sánchez mantiene su voto en contra de Rajoy, el candidato tendrá que valorar si aprueba el techo de gasto sin haber alcanzado la presidencia, azuzado por un calendario que le obliga a tener aprobadas las cuentas públicas entre finales de septiembre y principios de octubre.

Más información

En esas circunstancias, ¿negociaría Ciudadanos el apoyo de sus 32 diputados al proyecto de techo de gasto de un Gobierno en funciones?

“En última instancia, si sigue el bloqueo, es posible, pero sirve para poco”, contestó Luis Garicano, profesor de la London School of Economics, responsable de Economía, Industria y Conocimiento de Ciudadanos, y miembro de su Ejecutiva. “Lo realmente importante es aprobar los presupuestos y para ello es crucial que la legislatura eche a andar, que debe ser la prioridad para todos”, añadió el catedrático de economía en conversación con EL PAÍS.

Reducción

La ley de Gobierno de 1997 prohíbe taxativamente que un Ejecutivo en funciones apruebe un proyecto de Presupuestos. Sin embargo, no dice nada sobre el techo de gasto. Ese agujero legislativo ha provocado un encendido debate entre los representantes de los partidos y los especialistas.

“No haremos un problema de esto”, argumentó Francisco de la Torre, integrante del equipo económico de la formación de centro. “Puede servir para ganar unas semanas, pero la fecha fundamental es alrededor del 15 de octubre. Para entonces, Bruselas tiene que tener claro que se está tramitando un Presupuesto en la línea que nos pide. La cifra del techo de gasto hay que negociarla”, añadió el exportavoz de los inspectores de Hacienda, que cree que el techo de gasto tiene que ser inferior al aprobado en 2016 para evitar que el Gobierno recurra a una subida de impuestos generalizada para cumplir con los objetivos de déficit que le exige Europa. En el último ejercicio, el Ejecutivo ya recortó en un 4,4% este tope, que llegó a los 123.394 millones de euros

Como informó este diario, Rajoy empezó a enviarle datos macroeconómicos a Rivera a mediados de julio. El equipo de Luis de Guindos, ministro de Economía en funciones, también le ha enviado sus números al de Garicano, según fuentes de Ciudadanos. Aunque Rajoy no oficializó esa vía de diálogo hasta que comprobó el miércoles que Rivera está dispuesto a cooperar con la estabilidad de su gobierno —en el caso de que logre ser investido presidente— la relación entre los respectivos equipos económicos es fluida. De hecho, fuentes de la Ejecutiva de la formación de centro se muestran “cautamente optimistas” sobre la posibilidad de negociar y llegar a un acuerdo para aprobar los Presupuestos de 2017 si Rajoy logra superar la investidura.

El líder de Ciudadanos espera que el del PP le transmita en su próxima cita sus últimas previsiones económicas y cuáles son sus cálculos con respecto al techo de gasto y los Presupuestos de 2017. Su objetivo fundamental, sin embargo, es otro.

Mientras aguarda para hablar con Pedro Sánchez y ofrecerle su Pacto por España, Rivera espera a que Rajoy haga pública la fecha en la que pretende presentarse a la votación de investidura. De esa cita dependerá que las cuentas públicas se aprueben en tiempo y forma, evitando la sanción millonaria que impondría Bruselas en caso contrario: Rajoy aspira a que el Consejo de Ministros del 23 de septiembre dé su visto bueno a los Presupuestos, que a mediados de octubre tienen que estar en manos de las autoridades europeas.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50