Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera se reafirma en su oposición a votar a favor de Rajoy

El líder de Ciudadanos transmite al Rey que la única salida al bloqueo es un gobierno en minoría del PP

El Rey y Albert Rivera (Ciudadanos), este jueves.

Albert Rivera mantiene su oposición a votar a favor de Mariano Rajoy y sostiene que la única forma de evitar otra repetición electoral es que la abstención del PSOE, de Ciudadanos y de otros partidos permita un gobierno en minoría del PP. Así se lo ha transmitido este jueves a Felipe VI el líder de la formación de centro, que cree que el presidente en funciones debe asumir la responsabilidad política por los casos de corrupción de su partido. Rivera, que no puede decidir el nombre del próximo presidente con sus 32 diputados, solo está dispuesto a negociar su voto afirmativo si Rajoy no es el candidato que presenta el PP a la investidura. Fuentes de la Ejecutiva de Ciudadanos han asegurado que acudirán a cualquier cita a la que les convoque el presidente en funciones, aunque han subrayado que no abrirán negociaciones para pasar de la abstención al voto afirmativo.

“Con Rajoy y este Gobierno no hay ninguna posibilidad [de votar sí]”, ha afirmado Rivera en conversación con EL PAÍS. "No es mi gobierno ni el que vamos a votar a favor", ha especificado. Ciudadanos tampoco aceptaría fórmulas intermedias que tasen el futuro político del candidato —ni una moción de confianza a mitad de legislatura, ni su compromiso de no volver a optar al cargo—. Incluso hay miembros de esta formación que proponen a Rivera que no se abstenga y que vote en contra del presidente en funciones en la investidura. Tras conocer el procesamiento del PP por la destrucción de los discos duros de Bárcenas, esos interlocutores rechazan cualquier contacto con el ganador de los comicios.

Aunque los 32 diputados de Rivera no sirven para decidir el nombre del próximo presidente en un acuerdo bilateral, acercarían al candidato a la mayoría absoluta (tendría 169 votos de los 176 necesarios) y favorecerían la opción de que los socialistas llegaran a la abstención. Sin embargo, el líder de Ciudadanos le ha explicado al Monarca que ya ha pasado del no a la abstención, que considera que solo la formación de centro ha variado su posición, y que se niega a votar a favor.

En consecuencia, Rivera le ha propuesto a Felipe VI dos fórmulas para desbloquear las negociaciones para formar gobierno: o un Ejecutivo sin Mariano Rajoy, y consensuado por el PP, el PSOE y Ciudadanos; o un Ejecutivo en minoría del presidente en funciones que nazca gracias a la unión de las abstenciones de todos los partidos de la oposición. La primera alternativa murió el 27 de junio, cuando los dos principales formaciones se opusieron a negociar a tres bandas y Rajoy explicitó su voluntad de continuar en La Moncloa, lo que ha confirmado este jueves al aceptar el encargo de Felipe VI. La segunda, por ahora, tampoco tiene futuro. Sánchez se niega a conceder su abstención, al igual que Pablo Iglesias, líder de Podemos.

“Hemos propuesto un gobierno fuerte, de consenso, entre los principales partidos constitucionalistas de este país”, ha dicho Rivera. “Le hemos dicho al Rey que cuente con Ciudadanos si es un gobierno de consenso con un presidente de consenso, nuevo, y con un gobierno limpio que defendiera la agenda de reformas y de unidad que necesita este país en estos momentos. Le hemos dicho que si hay un cambio de posición [por parte del PP y el PSOE], cuente con los escaños de Ciudadanos”, ha seguido. “También le hemos dado otra solución posible, que visto lo visto es la única que se plantea: que el candidato Rajoy se presente a la investidura, y los partidos de la oposición tengamos una posición responsable y permitamos el desbloqueo con una abstención que permita poner en marcha este país. Le hemos dicho al Rey que en ese caso cuente con la abstención de Ciudadanos”.

Como informó este diario, la formación de centro apoya que toda la oposición se abstenga en la votación de investidura de Rajoy, favoreciendo así el inicio de la legislatura y compartiendo a partes iguales el desgaste de que el PP continúe al frente del Gobierno, como propuso Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria.

“Es una opción”, reconoció un miembro de la Ejecutiva de Ciudadanos. “El PSOE estaría muy cómodo. La resistencia, el problema, sería Podemos, pero igual habría que plantearlo para que se retrataran”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información