Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y Junta discrepan sobre la actitud ante Gibraltar tras el ‘Brexit’

Margallo asegura que España tiene “una oportunidad" de recuperar la colonia inédita desde el tratado de Utrecht

Dos patrulleras de la Royal Police de Gibraltar.
Dos patrulleras de la Royal Police de Gibraltar.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y la Junta de Andalucía evidenciaron este martes sus diferentes enfoques a la hora de abordar el futuro de Gibraltar ante la salida del Reino Unido de la UE. Mientras el jefe de la diplomacia en funciones, José Manuel García-Margallo, aseguró que el Brexit es “una oportunidad para España” de recuperar la colonia como no había existido desde el tratado de Utrecht, el portavoz de la Junta sostuvo que la soberanía no es un tema prioritario.

El ministro de Asuntos Exteriores presidió por la mañana la primera reunión de la comisión interministerial sobre Gibraltar tras el triunfo del Brexit en el referéndum británico, a la que asistieron representantes de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar y de la Junta de Andalucía.

Margallo expuso la oferta que trasladará al nuevo secretario del Foreign Office en cuanto tome posesión y que también se hará llegar a las autoridades de la UE y a los Gobiernos europeos: un régimen de cosoberanía para El Peñón durante un periodo transitorio por determinar; con un estatuto personal para los llanitos que les permitiría adquirir la nacionalidad española sin perder la británica; un amplio autogobierno para la colonia (Madrid y Londres prácticamente solo se ocuparían de las relaciones exteriores y la defensa); y un sistema económico y fiscal como el actual, en lo que sea compatible con la legislación comunitaria.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, destacó la “unidad de acción” de la reunión y elogió la iniciativa de Margallo de abordar este tema desde una perspectiva “global” para lograr una estrategia conjunta de “cooperación y lealtad institucional”.

Soberanía o empleo

Lejos de este clima de consenso, el portavoz de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, criticó que la reunión hubiera tenido “prácticamente un único punto del orden del día: la soberanía”. En su opinión, esto “dista mucho de [ser] lo prioritario”. Vázquez contrapuso los “contenidos dispares” de la reunión de Madrid, centrada en la situación de la colonia tras la salida del Reino Unido de la UE, y la del grupo de trabajo de la Junta, que también se reunió este martes, dedicado a minimizar las consecuencias del Brexit para Andalucía, el Campo de Gibraltar o los alrededor de 9.000 españoles que trabajan en El Peñón.

Fuentes diplomáticas mostraron su sorpresa por estas declaraciones, alegando que uno de los asuntos prioritarios de la reunión de la comisión interministerial fue el desarrollo del Campo de Gibraltar y los trabajadores españoles en la colonia, como prueba la asistencia de un alto cargo del departamento de Empleo. Este mensaje se lo trasladó el propio Margallo a la presidenta andaluza, Susana Díaz, durante la conversación que ambos mantuvieron el 6 de julio y en la que esta le reiteró su compromiso de “lealtad institucional”, según las mismas fuentes.

Para Exteriores, el Brexit ofrece “una oportunidad histórica que hay que aprovechar”, cambiando la lógica con la que hasta ahora se ha abordado el contencioso, ya que “se ha modificado  completamente el escenario”.

Respecto a los trabajadores españoles en El Peñón, Margallo alega que, si se aceptara la oferta de cosoberanía, la incertidumbre desaparecería, tanto para estos como para los llanitos, y no habría ningún cambio que temer. Pero es improbable que se acepte, al menos por ahora, aunque las cosas pueden cambiar en los dos años previstos de negociación entre Londres y la UE.

El Peñón, en la negociación del 'Brexit'

El secretario de Estado británico para Europa, David Lidington, se comprometió este martes a garantizar la “plena implicación” de Gibraltar en las negociaciones sobre el Brexit. Uno de los objetivos de Margallo es dejar a la colonia al margen del acuerdo que definirá las futuras relaciones entre el Reino Unido y la UE, de forma que su estatuto se negocie exclusivamente entre Londres y Madrid, mientras que el ministro principal de la Roca, Fabian Picardo, busca lo contrario.

Más información