Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gibraltar negocia con Escocia cómo quedarse en la UE tras el ‘Brexit’

Picardo está en conversaciones con Sturgeon para que solo Inglaterra y Gales dejen la Unión

Picardo, el pasado día 24 en Gibraltar.
Picardo, el pasado día 24 en Gibraltar. AFP

Gibraltar tiene un plan diseñado ante el Brexit. Ya lo dejó claro su ministro principal, Fabián Picardo, el pasado viernes ante su Parlamento. Aunque en ese día de preocupación y frustración en la Roca dijo que no iba a dar pistas sobre sus pasos “a aquellos que le desean mal”, este lunes no ha dudado en avanzar su estrategia en el programa Newsnight de la BBC. Y ese plan no es otro que abrir conversaciones con Escocia para mantener ambas zonas del Reino Unido dentro de la Unión Europea. 

"Me puedo imaginar una situación en la que algunas partes de lo que hoy es el Estado miembro del Reino Unido abandonan y otras permanecen”, reconoció Picardo en referencia a la permanencia en la UE junto a otra de las zonas en las que ganó la permanencia. Por ello, ha aclarado que está en conversaciones con la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, para analizar varias opciones.

Aunque de momento se trata de un primer contacto para definir una fórmula concreta, Picardo ha dejado claro que su permanencia en la UE no tiene por qué ir pareja a una nueva solicitud de acceso a la UE. “Simplemente continuamos con el acceso que tenemos hoy y, a aquellas partes que abandonan, se les da otro tipo de acceso, lo cual es negociado pero no necesariamente según el artículo 50", dijo el ministro principal gibraltareño refiriéndose a la cláusula del Tratado de Lisboa que establece cómo un Estado miembro puede abandonar la UE voluntariamente. La idea, según ha explicado también el ministro principal, es que Irlanda del Norte, otra de las regiones en las que prevaleció el Remain, sea invitada a la mesa de negociaciones que busca evitar la ruptura que consumará el Brexit en el futuro.

Lo cierto es que no sería la primera vez que ocurre algo así en Europa, ya ocurrió con Groenlandia en 1985. Perteneciente a Dinamarca, accedió a la entonces Comunidad Económica Europea en 1973, pese a estar en contra. Tras un segundo referendum en 1979, votó marcharse y, posteriormente, el Tratado de Groenlandia se lo permitió. Ahora, Picardo pretende apelar a este antecedente para buscar un resultado inverso para Gibraltar, Escocia o Irlanda del Norte.

El ministro principal del Peñón sí tiene claro lo que no aceptará: una cosoberanía española. Todo ello cuando, tras los resultados del Brexit, el ministro español de Exteriores José Manuel García-Margallo no dudó en afirmar que “la bandera española está mucho más cerca que antes de Gibraltar”. Picardo ha dejado claro ante la entrevista de la BBC que esa no es una opción que contemple ya que fue rechazada mayoritariamente por los gibraltareños en un referéndum celebrado en 2002. "Cualquiera que piense que este es el momento de proponer soberanía conjunta o que se van a obtener algún milímetro de ventaja con respecto a la soberanía de Gibraltar es totalmente equivocado”, aclaró el primer ministro en una clara alusión a Margallo.

Intensa campaña del sí

Desde el principio, el también líder del Partido Socialista Laborista de Gibraltar (GSLP) desarrolló una agresiva campaña en favor de la permanencia. Picardo no fue el único, era difícil encontrar en Gibraltar a un ciudadano que esté dispuesto a desprenderse de los beneficios que la entrada en la Unión Europea le trajo al Peñón. De hecho, la abogada gibraltareña Gemma Vásquez fue la que puso en marcha en Gibraltar la iniciativa Stronger in Europe, intentando concienciar a los británicos sobre la idoneidad se seguir en el proyecto europeo.

Por ello, la ciudad votó mayoritariamente a favor de seguir en la Unión Europea en el referéndum del pasado jueves. En total, un 95,1% de los gibraltareños defendió esta opción. Frente a esos 19.322 votos que apoyaron la permanencia en la UE, tan solo 823 votos, un 4,09% prefirió abandonar la UE. Pero no fue suficiente para el sí, ante la preocupación y el miedo de los gibraltareños que ven ahora peligrar sus privilegios y temen un cierre de la frontera con España. Igualmente delicada sería la situación para los 9.000 españoles que trabajan en Gibraltar.

Por ello, Picardo ha asegurado en la entrevista que está dispuesto “a proteger y promover los intereses de Gibraltar” para “continuar teniendo acceso al mercado único de la Unión Europea”. De ahí que se muestre convencido a “encontrar este tipo de socios que pueden estar dispuestos a hacer lo mismo en el Reino Unido”. Y es que Picardo lo tiene claro y así ya lo manifestó en el Parlamento gibraltareño, tras el Brexit llegó el “tiempo de reflexión y estrategia”.

Más información