Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Brexit’ eclipsa el efecto de las elecciones y la Bolsa española vuelve a caer

El Ibex, que en el arranque subía tras la victoria electoral del PP, cierra con una caída del 1,83% y se sitúa en niveles de hace tres años

Ibex 35
La Bolsa de Madid, hoy. EFE

Los parqués europeos no logran digerir el Brexit y su posible impacto en la economía. Tras el pánico con el que los inversores recibieron el viernes que los británicos optaran por abandonar la UE, los parqués han vuelto a las sacudidas, aunque algo más leves. Ni siquiera la Bolsa española se ha salvado pese a la victoria clara del PP en las elecciones generales del domingo. Y eso que ha arrancado con fuerza, con subidas de más del 2%. Pese a terminar en rojo, por culpa de los valores más expuestos a Reino Unido, lo cierto es que las empresas del Ibex vinculadas a regulaciones públicas o la iniciativa estatal sí aplaudieron el resultado de las elecciones, lo que permitió amortiguar la caída.

El Ibex 35 ha terminado la jornada con una bajada del 1,83%, hasta los 7.645 puntos. Es el nivel más bajo desde marzo de 2014. Pero ha podido ser peor. En este selectivo, formado por las 35 mayores cotizadas españolas, se han formado dos bandos. En uno, marcado por las bajadas, se colocaron las compañías a las que el Brexit les puede pasar una dura factura. En otro, que se ha apuntado subidas y ha logrado amortiguar un nuevo batacazo, se han congregado las energéticas y otras empresas en cuyo negocio el Estado ejerce una fuerte influencia y para las que las elecciones del domingo supusieron cierto alivio.

La lista del grupo de las pérdidas la ha encabezado IAG, la matriz de Iberia y British Airways, que se ha dejado otro 18%, que se suma al 26,8% que se dejó el viernes. Santander, también entre los más castigados el viernes, ha caído el 2,48%. Le ha superado Sabadell, con el 3,7%. También han sufrido por su exposición al mercado británico Ferrovial (-6,86%) y Arcelor (-4,77%).

El otro bando del Ibex, el que ha logrado alzar el vuelo, se ha visto favorecido por la inesperada —por abultada— victoria electoral del PP. Así, la entidad nacionalizada Bankia ha sido el mejor valor del día, con una subida del 6,87%. Las elecciones han disipado la posibilidad de que una hipotética victoria de Podemos hubiera transformado la entidad en un banco público. Y eso pareció agradar a los inversores. El sector energético, con una fuerte regulación pública, también celebró el resultado de los comicios. Endesa subió el 5,04%. Red Eléctrica, el 3,47%. Enagás un 2,95%. Iberdrola, el 2,82%. Y Gas Natural, el 2,21%.

Los intereses de la deuda se han relajado y los inversores han aceptado los bonos españoles a 10 años con una rentabilidad menor. La prima de riesgo —el diferencial entre los bonos españoles y los alemanes, considerados los más seguros— se había disparado el pasado viernes con el Brexit 40 puntos, hasta superar los 190. Terminó la semana en 169 puntos y ha vuelto a los 157 puntos. Según el departamento de Estrategia de Mercados de Banca March, “la deuda pública de España recoge con ganancias el resultado de las elecciones generales”.

El efecto de las elecciones ha amortiguado en España el efecto Brexit. Pero el resto de grandes plazas europeas no tuvieron colchón alguno. Londres se apuntó una caída del 2,55%, pese a la llamada a la calma y las promesas de planes de contingencia del ministro británico de Finanzas, George Osborne, poco antes de que abriesen los parqués. Los inversores también huyeron otra vez de la libra, que bajó un 3,3% hasta 1,32 dólares y sigue en los niveles más bajos en más de 30 años. Con respecto a la divisa europea también bajó, un 2,6% hasta 1,19 euros.

París perdió un 2,97%. Fráncfort, más del 3%. Milán repitió como el peor índice del día, con una caída del 3,94%.

Más información