Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias: “La comida con Obama me sobra. Me gustaría hablar de política”

El líder de Podemos defiende un sistema de seguridad europeo y se muestra crítico con la OTAN

El líder de Podemos, Pablo Iglesias. Ampliar foto
El líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado este viernes que el almuerzo con el presidente de EE UU, Barack Obama, que ofrece el próximo lunes la Casa del Rey, le sobra y que preferiría poder hablar con él de cuestiones políticas, entre ellas, sus críticas a la OTAN. “A mí la comida me sobra, y a mí las fotografías me sobran. Lo que me gustaría es poder hablar y transmitirle que me gustaría que la defensa de España y de Europa no dependiera estratégicamente de los norteamericanos”, ha afirmado Iglesias antes de entregar sus credenciales en el Congreso de los Diputados.

El secretario general de la formación ha recalcado que defendería ante el mandatario del Partido Demócrata un modelo alternativo a la OTAN, que le preguntaría por el Brexit, las elecciones estadounidenses y una de sus series favoritas, The Wire. El almuerzo, en el que participarán el presidente en funciones, Mariano Rajoy, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el dirigente de Ciudadanos, Albert Rivera, le parece una formalidad. Se da, además, la circunstancia de que Izquierda Unida, socio electoral de Podemos, manifestó su “absoluto rechazo” a la visita de Obama, a quien considera representante “de unas relaciones internacionales neocolonialistas basadas en la guerra, la desestabilización y la injerencia para apropiarse recursos naturales y mantener sus intereses económicos y geoestratégicos en todo el planeta”.

Iglesias defiende, en cambio, ese viaje, aunque le hubiera gustado que la reunión con el presidente de EE UU se celebrara con otro formato. “Creo que es una reunión de cortesía. Hubiera preferido quizá no comer y reunirnos y hablar de política. De hecho, ignoro cuál es la agenda, cuál es el orden del día, si vamos a poder intercambiar algo más que formalidades. Lamentaría que tuviéramos que dedicar nuestro tiempo a comer y no poder hablar de política. Si yo tengo interés en conocer al presidente de EE UU no es ni para hacerme una foto con él ni para hacerle un regalo”, ha señalado el líder de Podemos. “Me parecería muy interesante que habláramos de política y hay muchos asuntos para hablar: quisiera conocer su opinión sobre la salida de Reino Unido de la UE, me gustaría expresarle que aunque nosotros defendemos que nuestro país tiene que respetar sus compromisos internacionales, pues a mí la OTAN me parece una organización en la que soldados europeos están bajo el mando de generales norteamericanos, y me gustaría que en el futuro Europa avanzara hacia un sistema de defensa integral europeo que no dependiera de generales norteamericanos”, ha proseguido.

“También les confieso”, ha agregado, “que me gustaría hablar con él de series porque coincidimos en serie favorita, que es The Wire, y en el personaje que nos fascina, que es Omar, que es un personaje que le costó algún disgusto al pobre Obama por decir que le interesaba”. Iglesias asegura que le gustaría preguntarle también “qué opina de las elecciones en EE UU”. “Si está preocupado por que Trump pueda ganar las elecciones y que opina del ticket que va a llevar Hillary. Hay muchos que proponen que Bernie Sanders como ticket de Hillary Clinton sería la mejor vacuna para evitar que Trump ganara. Me gustaría hablar con él de estas cosas. No sé si va a ser posible”, ha lamentado.

Israel y la Federación de Comunidades Judías piden a IU que retire un cartel “antisemita” de protesta contra Obama

E. G. DE BLAS

La Embajada de Israel en España y la Federación de Comunidades Judías han publicado sendos comunicados este viernes en los que reclaman a Izquierda Unida que retire un cartel difundido ayer en sus cuentas oficiales de Twitter que acusan de “antisemita”. Se trata de un cartel que protesta por la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a España, en el que aparece una caricatura del mandatario metiendo dinero en el bolsillo de un hombre caracterizado como judío. IU Madrid, la organización que ha difundido la imagen, rechaza retirarlo porque niega que sea antisemita. Su intención, alega un portavoz, no era ofender a los judíos, sino criticar al Estado de Israel.

La imagen, asegura la embajada, utiliza “estereotipos tomados de la iconografía antijudía, tristemente famosos por su utilización propagandística en el periodo más negro de la historia europea”. “Merecen la condena firme y sin reservas de todas las fuerzas democráticas españolas. No hay nada que pueda justificar el uso de caricaturas antijudías y no cabe guardar silencio ante esta expresión flagrante de antisemitismo”, afirma el comunicado.

La comunidad judía, además, estima que Izquierda Unida emplea “los más rancios prejuicios y estereotipos antisemitas, según la tradición del diario nazi Der Stürmer, tratando de vituperar y caricaturizar, con difamaciones y mitos infundados, a negros y a judíos, y a democracias garantistas y amigas como los Estados Unidos e Israel”. Y prosigue: “De esta forma, Izquierda Unida y sus líderes rechazan el diálogo, la convivencia y la paz, y solo promueven un odio y un fanatismo propios de la época más oscura de la historia reciente”. La federación anuncia la utilización “de todas las acciones legales oportunas contra toda manifestación racista y antisemita que incite al odio y al antisemitismo”.

IU está impulsando una protesta contra la visita de Obama a España que están promoviendo organizaciones civiles, contrarias a la OTAN, al Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversión (TTIP), así como a la “política belicista” de la Administración estadounidense, y que está organizando protestas contra su llegada.

Más información