Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernández Díaz: “Acusarme de conspirar es una injuria, una calumnia y una estupidez”

El ministro del Interior en funciones considera "sorprendente" que la grabación con el jefe Antifraude de Cataluña salga después de dos años

Jorge Fernández Díaz, en Madrid.

"Acusarme de conspirar para delinquir es una injuria y una calumnia y una estupidez. La única conspiración de la que se puede hablar es de grabar la conversación y difundirla dos años después. Y ahora primero se dispara y luego se pregunta", ha denunciado el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, sobre la reunión que mantuvo hace dos años con el jefe de la Oficina catalana Antifraude, Daniel de Alfonso, en la que presuntamente ambos buscaban casos de corrupción de dirigentes de ERC y CDC. "Es cierto que me reuní hace dos años en el ministerio del Interior con el magistrado que dirige la oficina Antifraude", ha reconocido el ministro del Interior desde Viladecans donde está haciendo campaña. "Lo que es sorprendente es que unas conversaciones que se produjeron hace dos años se grabaran y salgan ahora sesgadas, descontextualizadas y editadas". Para el ministro de Interior "este es el mundo al revés". El candidato del PP ha explicado que se ha abierto una investigación.

En unas declaraciones antes de visitar una cerrajería en Viladecans (Barcelona), el ministro ha lamentado que todo el arco parlamentario pida su renuncia y ha deplorado también el posicionamiento del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. "Esperaba más de él", ha dicho. En ese sentido, ha criticado que todas las formaciones opten por arremeter contra las víctimas en lugar de esperar al resultado de la investigación que ha ordenado para saber quien las realizó. "Somos las víctimas (él y el director de la oficina Antifraude). Es para llevarse a dos por delante por el precio de uno", ha resumido.

Mientras todos los líderes y candidatos de los partidos políticos pedían este martes su dimisión, el ministro del Interior en funciones ya se ha defendido a primera hora de este miércoles de lo que considera una "verdadera conspiración". En una entrevista en la Cadena Cope esta mañana, se refería así a la publicación del contenido de esa reunión en el diario Público. El encuentro se habría producido —entre otros, dos más, según el ministro; y cuatro o cinco, según De Alfonso— hace dos años en su despacho del ministerio. "Estamos a tres o cuatro días de las elecciones y esa es la verdadera conspiración, que aparezca una grabación de hace dos años por fascículos, sesgada y dirigida, y no que el ministro del Interior se reúna en su despacho con quien tiene por misión luchar contra el fraude y la corrupción" desde la Generalitat de Cataluña, ha subrayado.

"Quien habla de conspiración debería mirarse en el espejo", ha dicho Fernández Díaz, quien ha confirmado que ayer dio la orden a la comisaría de policía judicial para que abra una investigación al respecto. El ministro ha insistido en que se reunió con un cargo institucional que está regulado por ley, que tiene el deber leal de colaboración con otras instituciones del Estado, y ha considerado "absolutamente ofensivo por no decir calumnioso contra el honor de una persona" insinuar que pudieran querer fabricar pruebas falsas.

En las conversaciones, el ministro muestra interés por las presuntas irregularidades —nunca demostradas— que habrían cometido por el padre y el hermano de Oriol Junqueras y por Francesc Homs, cabeza de lista de Convergència. Sin embargo, ha alegado que los extractos del diálogo están fuera de contexto y son sesgados. El ministro ha explicado que no las ha llegado ni a escuchar y que el presidente Rajoy no estaba al corriente de ellas. Según su versión, el presidente tuvo conocimiento este martes por la tarde cuando el propio ministro, que estaba en un acto electoral en Sant Cugat, le comunicó la publicación de la noticia en Público y que ha conmocionado la campaña electoral.

De Alfonso apunta a un micro en el despacho del ministro

El responsable de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso, ha defendido su gestión y ha apuntado a que alguien colocó un micrófono oculto en el despacho oficial del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para grabar la conversación entre ambos con el objetivo de luego utilizarla contra él.

"Al único que perjudica esto es a mí; todo el mundo busca mi cabeza", ha asegurado en una entrevista en Antena 3. De Alfonso ha comentado que, desde que dejó la magistratura para asumir el cargo al frente de la OAC, se ha reunido "en cinco o seis ocasiones" con Fernández Díaz.

El responsable de la OAC ha subrayado la "nitidez absoluta" con la que se oye su conversación con el ministro del Interior y cabeza de lista del PP en Cataluña. "Eso no se consigue con un móvil", ha apuntado después de detallar que, en aquella cita, dejó su teléfono en su maletín como hace "siempre". Sobre el móvil de Fernández Díaz, ha añadido: "No tengo presente ver el móvil del señor ministro".

Por su parte, el director del diario Público, Carlos Enrique Bayo, ha asegurado en una entrevista en TV-3 que fue el mismo director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, quien grabó la conversación con el ministro del Interior. Según el periodista, el responsable del ente contra el fraude se ofreció al ministro para “llevar a cabo una serie de acciones, no solamente para desprestigiar, sino también imputar o acusar de prevaricación a políticos catalanes a favor del proceso independentista”. Sin embargo, según Bayo, De Alfonso decidió registrar el diálogo para cubrirse las espaldas y poder demostrar que estaba cumpliendo las órdenes de Fernández Díaz. Asimismo ha asegurado que se publicaran otros fragmentos del audio “aún más graves”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información