Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy llama a los moderados catalanes a encontrarse

El candidato popular arremete contra Colau por no actuar con firmeza ante los movimientos okupas

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, este martes en Barcelona.
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, este martes en Barcelona. EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha hecho este martes en Barcelona un llamamiento a los “moderados catalanes” de distintas “sensibilidades” que están en silencio para que abandonen el silencio actual, se hagan oír y sigan influyendo en la política española. Como única solución al problema catalán el candidato popular ha vuelto a a aportar una oferta genérica de diálogo en “un terreno amplio” pero de lealtad mutua. 

“Animo desde aquí a los moderados catalanes a seguir influyendo en la política española como siempre lo han hecho. Les invito a participar activamente en las reformas que tanto benefician a una economía abierta y exportadora como la economía de Cataluña”, ha enfatizado Rajoy en un encuentro informativo Primera plana, organizado por El Periódico de Cataluña para todos los candidatos en esta campaña. Y ha agregado: “Quiero animar a los moderados catalanes, los que están por el cumplimiento de las leyes, por el entendimiento y por la recuperación económica, a que retomen la iniciativa que hace ya mucho tiempo les han arrebatado los rupturistas, los radicales y los antisistema”.

Rajoy ha hecho en su discurso una advertencia frente a los radicalismos. Como estaba en Barcelona y han ocurrido recientemente sucesos relacionados con el movimiento okupa ha querido añadir mensajes colaterales: “Hemos comprobado que la radicalidad y el extremismo están profundamente reñidos con la capacidad de gestión y la defensa eficaz del interés general de las personas. Todo esto que digo, resulta particularmente evidente aquí, donde cada vez se echa más en falta la voz y el liderazgo social de la gente moderada”.

El líder del PP ha invitado así a los votantes y empresarios moderados en Cataluña a “levantar y defender la bandera del sentido común; de un modelo de sociedad en el que se respeten las instituciones, la propiedad privada, la libertad de empresa y la ley”. En ese sentido ha lanzado un ataque contra el Ayuntamiento de Barcelona gobernado por Ada Colau: “No es de recibo que la gente ocupe edificios sin que pase absolutamente nada”. Y ha comentado sobre la última polémica de abono por parte municipal de unos gastos en un local ocupado: “¿Creen que a alguien le puede parecer bien que unos señores invadan una propiedad de alguien, que encima el Ayuntamiento le pague la renta o la luz?. Esto es una broma, es una falta de respeto para todos”.

El jefe del Ejecutivo en funciones ha querido resaltar en su intervención que está dispuesto a hablar pero siempre que no se planteen en la discusión asuntos que trasciendan lo que permite la Constitución y las leyes: “Desde aquí digo que existe un amplio terreno donde encontrarnos. No en la ruptura, ni en el desafío a la legalidad ni en la exclusión. Pero sí podemos y debemos encontrarnos en la búsqueda de soluciones compartidas a los retos que tenemos ante nosotros”.

Al Gobierno catalán le ha enviado también su particular recado: “La Generalitat contará con nuestra mayor colaboración, con nuestra mano tendida en todo lo que vaya en favor de los intereses generales de los catalanes. No nos va a faltar la voluntad de entendimiento ni de diálogo. A la vez que digo esto, también quiero dejar clara otra cosa. Nos gustaría que esta voluntad de entendimiento fuera recíproca. Y en democracia, en una democracia europea y avanzada, el cauce para el entendimiento no es otro que la Constitución y las leyes”.

Mariano Rajoy ha abogado así por retomar unas relaciones con “lealtad mutua” y ha ofrecido el argumento del cansancio de todos catalanes con la hoja de ruta separatista que no cree que vaya a ninguna parte en la Europa actual: “Creo que es el momento de recuperar otros procedimientos que, por cierto, son los que mejor resultado le dieron a Cataluña a lo largo de su historia. Estamos ante la oportunidad de superar una etapa de enfrentamientos estériles que ya dura demasiado tiempo. Es el momento de mirar hacia adelante, reafirmar los puentes, rearmar los afectos y retomar juntos nuestro futuro”.

Más información