Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos recurre de nuevo a la figura de Zapatero para intentar dividir al PSOE

Íñigo Errejón sostiene que el 26-J será “un plebiscito” sobre el avance de su partido

Íñigo Errejón, durante un mitin este sábado en Sevilla. Ampliar foto
Íñigo Errejón, durante un mitin este sábado en Sevilla.

El número dos de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, apeló ayer en Sevilla a la figura del expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero y elogió su actitud frente a la de otros dirigentes del PSOE como la presidenta andaluza, Susana Díaz, especialmente dura con su partido. El director de campaña de la formación intentó ahondar en la brecha abierta el pasado jueves por Pablo Iglesias, quien reivindicó a Zapatero como el mejor jefe de Gobierno de la democracia. “Le agradecemos el tono. Nos gustaría tener a otros dirigentes de su partido con ese mismo tono”, mantuvo Errejón.

En opinión del cofundador de Podemos, Zapatero entiende mejor “el momento histórico” que suponen las elecciones del 26 de junio. Errejón, que este fin de semana sustituye a Iglesias como cabeza de cartel de la coalición, rechazó en cambio la estrategia de Díaz e incluso retó a la presidenta de la Junta al advertirla de que sus críticas benefician al PP. Le pidió “que no se equivoque de adversario”, ya que, dijo, la mayor defensa de su comunidad autónoma es “sacar al PP del Gobierno”.

"Cerebro y corazón" del partido

Íñigo Errejón es cerebro y corazón de Podemos”, dijo ayer Sergio Pascual del director de campaña de Podemos. Pascual, número uno de la coalición por Sevilla, fue destituido por Pablo Iglesias el pasado marzo como secretario de Organización y es uno de los principales valedores de Errejón dentro de la formación. Tras su cese se alejó de la primera línea, centrando su actividad en Andalucía, aunque ayer volvió a cobrar protagonismo al presentar el acto central de Sevilla. Junto a él, aparte de Errejón, estaban el general Julio Rodríguez y la líder de Podemos en la región, Teresa Rodríguez, con quien ha mantenido diferencias políticas. En campaña primó el mensaje de unidad y ayer todos cerraron filas con Pablo Iglesias. 

Cumplió el ecuador de la campaña electoral en un multitudinario mitin con Teresa Rodríguez, Sergio Pascual, el general Julio Rodríguez y los diputados Pablo Bustinduy y Auxiliadora Honorato. Y Díaz estuvo en el centro de los ataques y, al mismo tiempo, de las ofertas de pacto. “Para defender a Andalucía, la descentralización y los derechos sociales hay que sacar al PP y conformar un Gobierno sin él: no se pueden hacer las dos cosas a la vez”, señaló a los periodistas antes del acto, que terminó con himno de la región y que tuvo un marcado carácter andalucista.

La coalición de Pablo Iglesias y Alberto Garzón intenta que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se pronuncie sobre los pactos antes de los comicios. Podemos ha redoblado su presión para que los socialistas se definan. Tanto Errejón como la líder autonómica de Podemos, Teresa Rodríguez, trataron de alentar la división interna del PSOE y evidenciaron los distintos estilos de ese partido, especialmente enfrentado a Podemos en Andalucía, al menos desde las elecciones autonómicas de marzo de 2015. “En una semana nos han llamado escorpiones, ensaladilla rusa… Pienso que esta gente se equivoca de adversario, porque ni siquiera habla del PP, no les vemos ningún titular en contra del PP en ningún caso”, afirmó Rodríguez. “Pero hay algo que no le perdono, que es utilizar Andalucía como piedra arrojadiza contra otros pueblos”, agregó en alusión a las palabras de la dirigente socialista sobre la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Un plebiscito

Cuando falta apenas una semana para las elecciones generales, Errejón aseguró que en los próximos días se pondrá sobre la mesa una suerte de plebiscito. Destacó que las demás fuerzas políticas señalan y se dirigen a Iglesias, colocándole en el centro del debate. “Nos hablan a nosotros, esto significa que esta campaña se ha convertido en un referéndum sobre el futuro de nuestro país, en un plebiscito”, dijo. “Un referéndum sobre si lo vamos a lograr”.

Un día después de que Iglesias llamara al “voto útil” para hacer frente al presidente del Gobierno en funciones, Errejón envió un mensaje a los votantes de las otras formaciones, incluido el Partido Popular. “En esta campaña le vamos ganando terreno al PP y vamos a ganar al PP. No porque la gente del PP sean adversarios. Mucha de esa gente también ha visto cómo la desahuciaban o le bajaban los salarios. No son nuestro adversario, son nuestro pueblo”, enfatizó.