Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 15-M celebra su aniversario al margen de los partidos

Los indignados franceses del movimiento 'Nuit Debout', iniciado en París a principios de abril, se suman a la conmemoración

Manifestación por el 15M en Madrid

El movimiento 15-M celebró este domingo en Madrid su quinto aniversario al margen de los partidos en una manifestación que terminó en la Puerta del Sol, símbolo de las movilizaciones de 2011, con una modesta afluencia. Algunos millares de personas marcharon entre el Ayuntamiento y la plaza sin cabecera oficial. Podemos no participó en el aniversario, aunque algunas cabezas visibles de la formación como el cofundador Juan Carlos Monedero sí estuvieron en la manifestación.

Las celebraciones del movimiento de los indignados evidencian en esta ocasión una paradoja. Menos de una semana después de que dos herederos del 15-M —Pablo Iglesias, y el portavoz de IU, Alberto Garzón— sellaran una alianza para disputarle el poder al PP el 26-J, el gran ausente este domingo fue precisamente Podemos. ¿Por qué? Los dirigentes del partido llevan días asegurando que no querían acaparar la atención en el aniversario y capitalizar las movilizaciones, que discurrieron en sordina. Este año el 15-M ha sido impulsado por las protestas que se iniciaron en París al calor del movimiento Nuit Debout (Noche en pie). Las reivindicaciones de los manifestantes españoles son las de los antidesahucios de la PAH, las plataformas en defensa de la renta básica universal y las mareas ciudadanas contra los recortes.

“Cinco años más tarde el movimiento de las plazas ha resurgido en Francia con Nuit Debout. Desde el 31 de marzo, la Plaza de la República está ocupada para hacer escuchar la voz de la protesta. Tanto en Francia como aquí, la lucha va más allá de la reforma laboral: es todo un sistema que queremos repensar y crear juntas”, señala el llamamiento de Democracia Real Ya, una de las plataformas que vertebraron el 15-M.

La experiencia de París, señala este colectivo, “representa un nuevo impulso en la lucha mundial contra la dictadura de las finanzas, la explotación de las personas y la destrucción del medio ambiente”. El 15-M, que convocó manifestaciones en unas 50 ciudades españolas, nunca ha querido mantener relaciones con la política oficial. Y, aunque Podemos haya nacido del clima generado por las protestas de 2011, es un partido con aspiraciones de gobierno que, tras entrar en las instituciones, busca ahora reconectar con la calle antes de las próximas elecciones generales. Eso demuestra cómo ha cambiado el movimiento y sus principales representantes. “Nadie puede representar un movimiento y, sin embargo, el 15-M representó un nuevo país. Feliz cumpleaños”, escribió Pablo Iglesias en Twitter. Su número dos, Íñigo Errejón, también tuvo un recuerdo en las redes.

En cualquier caso, una de las consignas más coreadas por los manifestantes fue justo uno de los lemas fundacionales del partido de Iglesias: “¡Sí, se puede!”. Y la próxima cita internacional de las movilizaciones será, dentro de dos semanas, una marcha convocada por la red antiausteridad Plan B Europa, impulsada por el exministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis y en la que destaca entre los cabezas visibles españoles el eurodiputado de Podemos Miguel Urbán.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información