Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descarbonizar la energía, la nueva hoja de ruta de las ciudades de la UE

Centenares de ciudades de Europa aclaman en Bilbao la nueva declaración con los principios para lograr la sostenibilidad.

Algunos de los 800 técnicos y alcaldes europeos con la declaración vasca en la mano
Algunos de los 800 técnicos y alcaldes europeos con la declaración vasca en la mano

De la Carta y los Compromisos de Aalborg (2004) a la "Declaración Vasca" de Bilbao de 2016. Varios centenares de ciudades europeas se han adherido esta mañana a la nueva hoja de ruta para avanzar en la sostenibilidad urbana que ha nacido en la 8ª Conferencia Europea de Ciudades y Pueblos Sostenibles, que se celebra en Bilbao.

Más de 800 representantes de otras tantas ciudades y decenas de alcaldes se han subido al escenario del Palacio de Congresos Euskalduna con la declaración en la mano para explicar que apuestan de forma decidida por una transformación que logre "descarbonizar los sistemas de energía", y crear patrones sostenibles de movilidad urbana en el contexto de un proceso para integrar la naturaleza en las ciudades.

La declaración reconoce la necesidad de transformación para "descarbonizar" el sistema energético, configurar patrones de movilidad urbana "sostenible", proteger y mejorar los servicios de los ecosistemas y la biodiversidad, proteger los recursos hídricos y la calidad del aire, adaptarse al cambio climático, mejorar los espacios públicos, proveer vivienda adecuada, garantizar la inclusión social y fortalecer las economías locales. "Son los nuevos principios que tienen que inspirar a los regidores locales y a los vecinos de pueblos y ciudades a la hora de tomar decisiones estratégicas y de contratar y realizar las nuevas obras e inversiones", han explicado los organizadores.

La Declaración Vasca desarrolla los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por Naciones Unidas en septiembre de 2015, el Pacto Global de Alcaldes y Alcaldesas contra el cambio climático, y el propio acuerdo de lucha contra este fenómeno del pasado diciembre en París, y estará abierta desde hoy a la firma del resto de ciudades no presentes hoy en esta conferencia.  

Para conseguir estos objetivos, el documento aprobado en Bilbao fija un total de 15 vías para avanzar hacia una Europa "inclusiva y habitable". Estas vías conducen "a una transformación socio-cultural, socio-económica y tecnológica". Según han explicado, es una llamada a reflexionar sobre la brecha entre el sector público y privado, y para involucrar a la ciudadanía. El texto propone "la estimulación de las cadenas de valor locales aplicando formas innovadoras para avanzar" hacia una economía circular y poder financiarla.

En cuanto a la transformación tecnológica, la Declaración Vasca pone de manifiesto la importancia de utilizar tecnologías inteligentes, integrando la contratación pública como una herramienta potente y la utilización de estándares open-data. Asimismo, tiene como objetivo inspirar a ciudades y pueblos "para desarrollar y crear sus propias acciones transformadoras".

La arquitecta paisajística, Hanna Bornholdt,  ha instado a los gobiernos locales a incorporar "techos verdes" a los edificios urbanos y apostar por un mayor mantenimiento de los espacios naturales en un proceso de integración de la vegetación en las urbes para atraer a especies como las abejas y promover la polinización natural. Según ha dicho, generaría "beneficios saludables, sociales y económicos".

Por su parte, el presidente del Comité de las Regiones de Europa, Markku Markkula, ha abogado por la transformación social y tecnológica para lograr y consolidar un futuro sostenible a través de propuestas como las ciudades inteligentes. En la misma línea, Wolfgang Teubner, director regional en Europa de ICLEI (Gobiernos Locales por la Sostenibilidad), ha indicado que "los gobiernos locales y regionales son considerados como los actores clave para solucionar los desafíos regionales y globales en muchas partes del planeta".

Fe de errores

que

Más información