Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un implicado de Acuamed sale de prisión tras pagar 600.000 euros

El juez deja libre a Nicolás Steegmann, directivo de una constructora investigado por presuntos amaños para recibir adjudicaciones

Registro de la Guardia Civil en las oficinas de Acuamed. Carlos Rosillo

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha dictado un auto en el que decreta libertad bajo fianza de 600.000 euros para Nicolás Steegmann, presidente y consejero delegado de la constructora Altyum Proyectos y Obras y uno de los principales investigados por presuntos amaños para recibir adjudicaciones de la empresa pública Acuamed. En un primer momento, el magistrado decretó para Steegmann y para otros tres detenidos prisión provisional sin fianza.

Según fuentes judiciales, su empresa se hará cargo de esa cantidad para que su principal directivo salga de prisión. El fiscal había solicitado la libertad provisional con fianza del investigado (figura que sustituye a la de imputado) después de que la pidiera la defensa.

El juez Eloy Velasco investiga el pago de sobornos (viajes de lujo y otras dádivas, como implantes de pelo) por parte de grandes constructoras a ya exaltos cargos de la firma estatal Aguas de la Cuenca del Mediterráneo (Acuamed) implicados en la llamada Operación Frontino, que en enero pasado provocó 20 registros y 13 detenciones, entre ellas la del presidente de FCC Construcciones, Miguel Jurado, y del director general de infraestructuras de la firma Acciona, Justo Vicente Pelegrini.

Steegmann pasó del sector público al privado hace años, pero siempre dentro de las obras hídricas. Fue directivo de Trasagua (sociedad estatal creada para ejecutar el fallido trasvase del Ebro), la predecesora de la firma pública Acuamed.

Su constructora, Altec Infraestructuras (actualmente llamada Altyum Proyectos y Obras), consiguió varios contratos, entre ellos uno, vía actuación urgente, para desarrollar el refuerzo de la red de abastecimiento de agua potable para Campello y Mutxamel (Alicante). La adjudicación, una de las que investiga Velasco, se firmó el 11 de junio de 2014 por nueve millones de euros.

Además de encarcelar a los directivos de las constructoras y a los principales responsables de Acuamed, el juez Velasco también ordenó el embargo de sus bienes. En el caso de Steegmann, una vivienda en el barrio madrileño de Puerta de Hierro. 

A Steegmann se le ha retirado el pasaporte y tendrá que presentarse en el juzgado cada 15 días, según especifica el auto del Juzgado Central de Instrucción número 6 al que ha tenido acceso EL PAÍS.