Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio Ambiente respalda el plan para tapar los fosfoyesos de Huelva

Los grupos ecologistas critican la resolución del Gobierno central

Depósito de fosfoyesos de la empresa Fertiberia. Al fondo, Huelva.
Depósito de fosfoyesos de la empresa Fertiberia. Al fondo, Huelva.

El Ministerio de Medio Ambiente ha declarado "idóneo" el plan presentado por la empresa de fertilizantes Fertiberia para la regeneración de las balsas de fosfoyesos de la marisma de Huelva. Con esta resolución sobre el proyecto, presentado en octubre de 2014, el Gobierno central responde a la petición realizada por la Audiencia Nacional. Tanto WWF como Greenpeace y la Mesa de la Ría han rechazado el visto bueno dado por la Administración. La empresa asegura que la decisión del ministerio avala un proyecto "serio y solvente".

Tras el aprobado provisional dado hace casi un año, el departamento de Isabel García Tejerina ha dado el sí definitivo al proyecto de Fertiberia tras sumar los informes del Instituto Geológico Minero (IGME) y de la Empresa para la Gestión de Residuos Industriales (Emgrisa). "Esta dirección general considera oportuno valorar idóneo el proyecto constructivo de clausura de las balsas de fosfoyesos situadas en el término municipal de Huelva", reza en el documento enviado a principios de mes al órgano judicial. La Audiencia Nacional obligó en 2010 a la factoría a restaurar este espacio (por haber vertido más de lo acordado en su contrato) y a las Administraciones central y autonómica a coordinarse para su aplicación con garantías ambientales. En la actualidad, hay unas 750 hectáreas de fosfoyesos acumuladas desde hace más de dos décadas en unas balsas de 30 metros de altura a unos 500 metros de la ciudad.

La decisión del ministerio ha sido duramente criticada por los grupos ecologistas. Greenpeace ha considerado "inadmisible" que Medio Ambiente califique como "idóneo" el proyecto, que contempla el soterramiento de los residuos. "Las medidas no articulan un verdadero plan de descontaminación de la marisma. Están pensadas únicamente para beneficiar Fertiberia, que se ahorrará cientos de millones de euros, pero no a la población de Huelva que seguirá sufriendo los efectos de la grave contaminación provocada por los fosfoyesos", denuncia el grupo en un comunicado. "No garantiza ni dicha restauración ni el uso público de los terrenos", ha reiterado la directora del departamento legal de WWF, Rita Rodríguez.

El informe del ministerio viene acompañado por los del IGME y la Emgrisa. Ambos organismos también consideran oportuno el proyecto de Fertiberia, aunque con una serie de condiciones. Entre ellas, la necesidad de instalar una escollera en aquellas zonas perimetrales en las que un "teórico" tsunami pudiera afectar a las bermas de las balsas de fosfoyesos; las dudas en la construcción de las barreras de impermeabilización; y el desconocimiento de cómo la empresa va a mejorar la calidad de agua de la ría, contaminada por arsénico. "Estas nuevas circunstancias nos hacen preguntarnos cómo resulta posible que el ministerio le haya dado el visto bueno al proyecto", afirma el portavoz de la Mesa de la Ría, Rafael Gavilán. 

Por su parte, el director de la planta de Fertiberia en Huelva, Roberto Ibáñez, ha asegurado que la decisión del ministerio avala que el proyecto es "serio y solvente", informa Efe. Ibáñez ha destacado las "mejoras" introducidas en el plan desde que fuera presentado inicialmente fruto de los requerimientos y de los estudios complementarios realizados por la compañía. 

Tras la valoración del ministerio, la Audiencia Nacional tendrá que resolver sobre el fondo del proyecto. Antes, deberá pronunciarse sobre el recurso presentado por la Mesa de la Ría, así como sobre un incidente de ejecución. "Antes de que la justicia hable sobre el proyecto, sería conveniente saber si este cuenta con las autorizaciones ambientales para llevarse a cabo", apunta Gavilán. "La solución no es enterrar los residuos, sino que se los lleven", defiende.