Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos españoles, sin programa concreto para América Latina

Las principales formaciones navegan en generalidades a la hora de plantear una política exterior para la región

Consuelo Cruz, colombiana de 52 años y número 18 del PSOE por Madrid.
Consuelo Cruz, colombiana de 52 años y número 18 del PSOE por Madrid.

Los principales partidos no tienen planes concretos para América Latina. Sus programas electorales navegan en continuas generalidades a la hora de plantear una política exterior para la región. La eliminación de la visa para los ecuatorianos que propone el PP, la renovación del Instituto Cervantes de Podemos y Ciudadanos y la incorporación de las pymes a las relaciones internacionales de PSOE y UPyD son lo más preciso que ofrecen.

El PP, actual formación en el Gobierno, plantea en su programa reforzar el papel del Instituto Cervantes como instrumento de promoción, pero no precisa cómo lo hará. La propuesta más concreta que se encuentra en 226 páginas de programa es la de la entrada sin visado en España y en el Espacio Schengen de los ecuatorianos, como ya promoviera con Colombia y Perú. El texto de los populares hace especial énfasis en impulsar el Espacio Iberoamericano de Educación Superior para facilitar la homologación de títulos universitarios y la libertad de movimientos de alumnos y profesores.

Además, aseguran, reformarán la ley para que estudiantes e investigadores latinoamericanos puedan optar a tener la nacionalidad española como aquellos que tienen permiso de residencia por motivos laborales. El PP apostará por la Alianza del Pacífico "con el objetivo de que España se integre en el Consejo Empresarial de la Alianza".

El PSOE asegura que su política para América Latina "responderá a los principios de igualdad, lealtad y respeto". Los socialistas promoverán que entre las prioridades de la Unión Europea en política exterior esté esta región y reforzarán la contribución española a los espacios Iberoamericanos del Conocimiento, la Cohesión Social y la Cultura. El PSOE propone establecer relaciones preferentes con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) e incorporar las pymes a la relación empresarial con América Latina. Además, aseguran, promoverán que los países iberoamericanos defiendan iniciativas conjuntas a través de la Comunidad Iberoamericana de Naciones.

"El trabajo tiene que ser de todo el Gobierno, no solo del Ministerio de Exteriores", subraya el socialista José Manuel Albares, responsable del programa electoral de Política Exterior. La formación socialista aboga por acompañar el proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y EE UU.

Un Cervantes panhispánico

Por su parte, Ciudadanos propone reforzar las nuevas alianzas subregionales que han surgido en América Latina "como la Alianza del Pacífico" y reconsiderar las relaciones bilaterales de manera más individualizada con cada Estado. Además, consideran necesario elaborar agendas compartidas en temas como la desigualdad, el espacio común de educación superior, la innovación o la lucha contra el cambio climático. Esta formación plantea convertir el Instituto Cervantes en una agencia de difusión del español a nivel panhispánico con el apoyo de todos los países hispanohablantes e implicando a los Ministerios de Economía, Educación y Cultura. Subrayan que seguirán el modelo del Goethe alemán.

Para Podemos, la política exterior con Latinoamérica se basa en aumentar la presencia española en la CELAC y Unasur. La formación de Pablo Iglesias considera que hay que "favorecer la intermigración con acuerdos que protejan los derechos de los emigrantes españoles y de los latinoamericanos". El responsable de Política Exterior de Podemos, Pablo Bustinduy, apunta que en procesos como el de Colombia o el de Cuba y EE UU, España debería tener una mayor presencia de apoyo.

Podemos plantea que el Instituto Cervantes sea "un gran centro de encuentro cultural; un foro. Que propicie la experimentación cultural donde tengan cabida artistas latinoamericanos y españoles".

Izquierda Unida se compromete a respaldar a los "Gobiernos de izquierda y progreso" de América Latina y Caribe, "a la Revolución Cubana y Bolivariana" y nuevas propuestas como la CELAC. Al mismo tiempo, inciden en su compromiso con el llamado "socialismo del siglo XXI". No concretan más en sus 340 páginas de programa.

UPyD, a los que las encuestas sitúan fuera del Parlamento, apuesta en su programa por un apoyo activo a la oposición en Cuba "tanto en las instituciones y foros internacionales como ante la Administración cubana". De igual modo plantea un apoyo a la oposición en Venezuela. Son las dos propuestas concretas para América Latina. Desde el partido aseguran que defienden "el mantenimiento de buenas relaciones con los Estados que componen la comunidad latinoamericana, pero con clara delimitación de ámbitos, clarificación de posturas y, en cualquier caso, el respeto y la defensa absoluta de los derechos humanos". Además, abogan por "apoyar la apertura de posibilidades para las pymes que deseen internacionalizarse o seguir buscando y desarrollando mercados en América Latina".

Más información