Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE promete pactar con Bruselas nuevos Presupuestos

Si Pedro Sánchez logra formar Gobierno buscará sustituir las cuentas aprobadas por el PP

El líder socialista Pedro Sánchez
El líder socialista Pedro Sánchez en un mitin en A Coruña, este martes. EL PAÍS

Si Pedro Sánchez logra formar Gobierno afrontará como tarea inmediata pactar con la Comisión Europea unas nuevas cuentas públicas que sustituyan los Presupuestos Generales del Estado para 2016 aprobados por el PP. Esas cuentas serán sustituidas por un decreto ley con nuevos ingresos y gastos que originarán un “presupuesto rectificativo” con un objetivo de déficit avalado por Bruselas, con una subida del dinero para sanidad, educación y dependencia.

Pasados 20 días desde que Pedro Sánchez, candidato del PSOE en las elecciones del 20 de diciembre, pudiera formar Gobierno, querría estar en condiciones de aprobar en un Consejo de Ministros, probablemente en el tercero, unas nuevas cuentas del Estado. Así, si logra la investidura en el Parlamento, negociará de inmediato con la Comisión Europea unos nuevos plazos para el cumplimiento del déficit y un nuevo esquema de ingresos y gastos que se traducirá en un decreto ley. Eso originará un “Presupuesto rectificativo” con un objetivo de déficit avalado por Bruselas, con una subida del dinero para sanidad, educación y dependencia. El aumento del salario mínimo interprofesional (SMI) será otra de sus primeras medidas.

El armazón de las nuevas cuentas y de las primeras medidas que implantaría ese Gobierno está en proceso de elaboración por instrucciones de Sánchez, aunque la letra final dependerá de Bruselas.

Este “Presupuesto rectificativo”, según las fuentes consultadas conocedoras de los planes de Sánchez, se elaboraría después de cerrar las cuentas de 2015 y constatar “la desviación heredada” y siempre con el acuerdo de la Comisión Europea.

Los planes económicos de un eventual Ejecutivo socialista están en manos del responsable del programa, Jordi Sevilla, y del secretario federal de Economía, Manuel de la Rocha Vázquez, que trabajan en la redistribución de ingresos y gastos.

De manera inexorable, el líder del PSOE quiere que las partidas destinadas a sanidad, educación y atención a la dependencia experimenten una subida después de varios años de recorte. Transcurridos los cuatro años de legislatura, la inversión en educación se habría triplicado, según la estimación del equipo económico socialista. Estas son las prioridades de Sánchez, que coloca una nueva renta, el ingreso mínimo, como “punta de lanza para terminar con la pobreza”. Si para algo debe haber dinero tiene que ser para luchar contra la misma y el propósito del líder del PSOE es reducirla drásticamente en una legislatura. Llegado el momento tendrá que precisar cuáles son los parámetros y los límites de la pobreza para actuar sobre los afectados.

Borrón y cuenta nueva

Según fuentes del PSOE, los cálculos del equipo de expertos “no son las cuentas de la lechera” por cuanto que en su “borrón y cuenta nueva” las prioridades de gasto serán diferentes a las actualmente impuestas por el Partido Popular y, además, habrá nuevos ingresos.

A riesgo de resultar impopular, los socialistas adelantan que “no bajarán los impuestos”, con carácter general, como sí promete y se compromete el PP. Con esta baza cuenta Sánchez para convencer a la Comisión Europea de que le permita el reajuste de las cuentas públicas, ya que coincide con las autoridades de Bruselas en que la economía española no está para rebajas de impuestos.

El último informe de Bruselas sobre la situación de España tras el rescate bancario señala la incredulidad de que con los Presupuestos del Estado que presentó el Gobierno del PP se puedan cumplir los objetivos de déficit en 2015 y 2016. “PP y Ciudadanos mienten a la sociedad al decir que van a bajar los impuestos cuando la Comisión Europea pide que se recorten 10.000 millones de euros”, ha dicho Sánchez durante la campaña electoral.

Con la reforma fiscal que el PSOE emprendería, conseguirá 25.000 millones adicionales para 2019, que será el último año de la legislatura. Solo con la previsión de ingresos derivados de la lucha contra el fraude fiscal, los socialistas calculan recaudar 10.000 millones de euros.

El equipo de Sánchez trabaja en una nueva fiscalidad medioambiental y un impuesto sobre las transacciones financieras. Con esta nueva cesta de impuestos será posible conseguir ingresos para el gasto público que requiere su ambicioso plan social. Antes de los primeros 100 días de Gobierno, este plan fiscal estaría en marcha.

Salario mínimo

Más tiempo pedirá Sánchez, si es presidente del Gobierno, para cumplir esos objetivos porque quiere poner en marcha planes económico-sociales que considera imprescindibles. En los primeros Consejos de Ministros, dentro del primer mes de gobierno, Sánchez pretende elevar el salario mínimo interprofesional, que ahora está en 648,60 euros mensuales. En dos legislaturas, ese salario será de 1.000 euros, pero de inmediato Sánchez lo subirá, aunque en su equipo aún no tienen definido cual será la cantidad que se fije en el primer mes de legislatura socialista.

Algunos de los proyectos prioritarios del líder socialista que requieren negociación con diversos sectores y con otras fuerzas políticas serán abordados en sus primeros Consejos de Ministros. El proyecto de transición energética será uno de ellos, así como el nuevo modelo de financiación autonómica sobre los que ya trabaja el PSOE.

La política y la economía irán juntos en los primeros pasos de una eventual andadura parlamentaria encabezada por el PSOE. Los primeros llamados a La Moncloa serán empresarios y sindicatos para tratar de elaborar una agenda de la recuperación.

Los cinco primeros Consejos de Ministros de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez se ha comprometido a aprobar varias de sus propuestas más relevantes en los cinco primeros Consejos de Ministros del Gobierno que presida si es nombrado presidente. Así lo ha publicado en su cuenta de Twitter. Esas medidas —algunas de ellas, solo bases para futuros acuerdos nacionales— son las siguientes:

Mercado laboral. Derogación de la reforma del PP y bases para un acuerdo nacional por el empleo.

Educación. Convocar a la comunidad educativa para un gran acuerdo nacional.

Ingreso Mínimo Vital. Aprobación de esta renta para 700.000 familias sin recursos.

Violencia machista. Convocar un gran acuerdo social, institucional y político.

Reforma constitucional. Proponer al Congreso la creación de una ponencia parlamentaria para emprender la reforma.

Más información