Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bertín Osborne, a las víctimas de Franco: “Vamos a olvidarnos de esto”

"No podemos sacar esto otra vez, que hubo muertos por todos lados", dice el presentador

Bertín Osborne, en 'El hormiguero'
Bertín Osborne, durante una entrevista en 'El hormiguero'.

El polifacético Bertín Osborne, conductor del programa En tu casa o en la mía (TVE), ha explotado este jueves durante una entrevista de radio. Se ha "encabronado", según sus propias palabras. Un día antes de que se cumpla el cuadragésimo aniversario de la muerte del dictador Francisco Franco, el presentador de la cadena pública ha pedido a las víctimas del franquismo que se "olviden" de ello. "Me parece que en este país nos hemos pasado tres pueblos todos. Hace 45 años que murió este tío, o 43, o lo que sea. Vamos a olvidarnos de esto que ya han pasado muchos años", ha aseverado en el programa Hoy por Hoy, de la Cadena SER.

En una tensa conversación con la periodista Gemma Nierga —que le ha respondido a Osborne: "¿Cómo vamos a olvidarnos de que mató?"—, el presentador de TVE ha asegurado que él lo ha hecho. "A mí me mataron seis en Paracuellos. Yo sí me he olvidado. Y si me he olvidado yo, se pueden olvidar los demás. Siete tíos carnales fusilados en Paracuellos. Y no lo digo nunca", ha continuado Osborne, que entrevistó en prime time el pasado mes a la nieta del militar golpista.

"No podemos sacar esto otra vez, cuarenta y tanto años después. Que ha habido muertos por todos lados. No podemos estar otra vez, en pleno siglo XXI, con las dos Españas. ¡Venga por Dios, que estaba superado ya!", ha remachado en directo. Unas palabras que han encontrado, a continuación, otra aseveración de Nierga: "Está muy bien que tú lo hayas olvidado, pero respeta que haya gente que no lo haya podido olvidar". Según los datos que maneja la ONU, más de 100.000 víctimas de la guerra y del franquismo permanecen desaparecidos y arrojados a fosas comunes aún por recuperar.

Una vez acabada la guerra, Franco ordenó elaborar un censo de desaparecidos del bando vencedor. Encargó a un grupo de expertos un protocolo de exhumación y preservó por ley las fosas comunes para que no se construyera sobre ellas. El Boletín Oficial del Estado recoge todas esas leyes, decretos y órdenes. Así, en mayo de 1939 se facultó a los Ayuntamientos para no exigir los impuestos que "gravan las inhumaciones, exhumaciones y traslados de cadáveres víctimas de la barbarie roja", obedeciendo a "la verdadera necesidad de rendir el postrero homenaje de respeto a los restos queridos de personas asesinadas". Al Cementerio de los Mártires de Paracuellos se trasladaron, por ejemplo, los cuerpos exhumados de presos franquistas asesinados en 1936 cerca de Madrid.

El último informe sobre derechos políticos y civiles del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, publicado en julio de este año, manifiesta la "preocupación" y denuncia el "inmovilismo" del Estado español a la hora de investigar "activamente" todas las violaciones de derechos humanos "del pasado". De hecho, en relación a los crímenes del franquismo y de la Guerra Civil, la ONU insistió en las deficiencias en la "búsqueda, exhumación e identificación de las personas desaparecidas". Además, exigió al Gobierno derogar la Ley de Amnistía de 1977: "España debe velar para que se identifiquen a los responsables, se les enjuicie y se les impongan sanciones apropiadas".

A mí me mataron seis tíos en Paracuellos. Yo sí me he olvidado

Bertín Osborne

Paralelamente, una juez de Argentina ha abierto una causa por los crímenes de torturas y lesa humanidad cometidos durante la dictadura, pero ha encontrado en las autoridades españolas un impedimento para continuar sus investigaciones. El Gobierno del PP se negó a extraditar a una veintena de cargos franquistas. Antes, la Audiencia Nacional ya había tomado la misma decisión sobre el exinspector de policía Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, al considerar que los delitos de tortura habían prescrito.

Más información