Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santamaría a Mas: “La legalidad internacional no se compra”

La vicepresidenta le recuerda las declaraciones del presidente de EE UU, la Unión Europea y la canciller alemana

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Ampliar foto
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha lamentado este viernes que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, dedique "mucho tiempo y dinero" a hacer campaña en favor de la independencia de Cataluña ante las embajadas extranjeras. La número dos del Ejecutivo ha añadido que "no se compran ni la razón ni la legalidad internacional ni el sentido de los tiempos" y que, por ello, Mas ha "cosechado el peor y más rotundo de los fracasos". En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro, Santamaría ha recordado que "todos los líderes mundiales le han dicho sencillamente que no tiene sentido lo que está haciendo". Entre ellos ha mencionado al presidente de Estados Unidos, a la Unión Europea y a canciller de Alemania. 

Santamaría ha cuestionado que Mas lleve "bastante tiempo y bastante dinero" intentando proyectar su estrategia por la independencia y "tratando de convencer al mundo", cuando en Cataluña hay "otros aspectos más perentorios" para los ciudadanos. "Por muchas cartas o muchos recursos, la legalidad internacional se la ha dejado muy clara todo el mundo", ha insistido la vicepresidenta. 

La número dos del Gobierno se ha quitado de encima la polémica sobre la presencia del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en un debate contra el líder de ERC, Oriol Junqueras, número cinco de la lista independentista Junts pel Sí en Cataluña. Según ha dicho, es competencia y decisión del Comité de Campaña del PP. En dos ocasiones se ha negado a dar su opinión y se ha limitado a asegurar que no es de su competencia.

La vicepresidenta también ha contestado preguntas sobre la propuesta de García-Margallo sobre una posible reforma constitucional para incluir "el hecho catalán", un plan del que ya se ha desvinculado el PP. El Gobierno, ha dicho Santamaría, "respeta las opiniones de cada uno", pero ha añadido que "el Ejecutivo y el PP han dejado claro cuál es la posición en relación con la reforma de la Constitución. Antes de hacer una reforma se requiere un consenso amplio". Ha añadido, además, que "no es posible hacer reformas constitucionales para contentar a quienes no se van a contentar".

La número dos del Gobierno ha cuestionado que el diputado del Amaiur Sabino Cuadra haya roto páginas de la Constitución durante un debate en el Congreso. "Le ha faltado el respeto a los españoles. Nadie está por encima de la Constitución".