Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denunciado un viajero con dos kilos de caballitos de mar disecados

La Guardia Civil le atribuye una infracción a la normativa de especies protegidas. El implicado, de nacionalidad china, venía de Colombia

Caballitos de mar criados en cautividad
Caballitos de mar criados en cautividad EFE

Las maletas y los viajeros guardan miles de sorpresas. En la Costa del Sol, la Guardia Civil ha intervenido dos kilos de caballitos de mar disecados que un hombre de nacionalidad china transportaba desde Cali (Colombia). Los agentes, destinados en el aeropuerto de Málaga, le han denunciado por una infracción a la normativa sobre importación, comercio y circulación de especies protegidas. El precio de un kilo de caballitos secos oscila entre los 500 y los 2.500 euros, dependiendo de la calidad y de su tamaño, según datos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Los caballitos de mar (Hippocampus hippocampus) eran muy celebrados en la antigüedad por sus supuestas propiedades curativas. En los mercados de Hong Kong son muy apreciados, se comercializan al por mayor, pero su pesca indiscriminada amenaza la supervivencia de la especie, según coinciden numerosos expertos que han alertado de su desaparición. 

El viajero llevaba los caballitos de mar disecados metidos en dos bolsas de plástico dentro del equipaje que había facturado. Voló desde Cali (Colombia) e hizo escala en Ámsterdan (Holanda).

La Guardia Civil requisó los caballitos de mar y le denunció por infracción a la normativa sobre importación, exportación, comercio, tenencia o circulación de especímenes, de flora y fauna silvestres específicamente protegidas por el Convenio de Washington de 3 de marzo de 1973 y por el Reglamento del Consejo, de 9 de diciembre de 1996.

El caballito se pesca en Asia (especialmente en Filipinas, Tailandia, India y Vietnam) como comida, pero sobre todo para surtir las boticas de la medicina tradicional china, donde, secado, el hipocampo es un producto básico para la elaboración de remedios de todo tipo: se emplea para curar el asma y la impotencia, pasando por la arteriosclerosis, los desórdenes de tiroides y los problemas cardiacos. La ciencia no ha probado la eficacia de ningún uso medicinal del hipocampo.

Más información