Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy: “Lo más probable es que el 20 de diciembre haya elecciones”

El presidente del Gobierno brinda al PSOE una oferta para escuchar su posición sobre la reforma para dar más poder al Constitucional y evitar que Mas incumpla sus sentencias

Mariano Rajoy este jueves durante la entrevista con la Cope. ATLAS

"Pues saque usted ese titular, lo más probable es que el 20 de diciembre haya elecciones en España", remachó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, esta mañana tras varias preguntas del periodista Carlos Herrera, que le entrevistó en la Cadena Cope y le inquirió sobre la fecha en la que piensa convocar los comicios. Rajoy apuntó primero que las elecciones serán en diciembre, después de que se hayan aprobado los presupuestos generales del Estado, y más tarde matizó que se debatía entre la fecha del 13 y el 20 de diciembre. Al final concedió que la opción más posible en estos momentos es la del 20 de diciembre.

Al margen de perfilar un poco más la fecha de las elecciones generales, el presidente lo que sí quiso es manifestar su preocupación por el posible resultado de esa contienda. Rajoy se declaró partidario de que pase lo que pase en esas elecciones pueda gobernar al final el partido con más apoyos de los ciudadanos, aunque sea en pacto o coalición con otras formaciones. El presidente del PP defiende que un posible pacto entre el PSOE y Podemos "no es la mejor manera de respetar la voluntad de los ciudadanos". Y recordó que hasta ahora y en esta etapa democrática en España siempre ha gobernado el partido que ha recibido más votos, tanto si fue con mayoría absoluta o con acuerdos con otros partidos. El propio Rajoy rememoró así su experiencia en 1996 cuando el PP de José María Aznar accedió al poder con 156 escaños y tras acuerdos con otras formaciones, en aquel caso con CiU.

Rajoy se declaró a favor de sondear esos acuerdos tras las elecciones de diciembre si lo necesita por los resultados electorales y le parece que lo más peligroso y "poco democrático" porque "genera dificultades para gobernar" son los acuerdos entre muchos partidos. En ese sentido consideró evidente que las experiencias de gobiernos del PSOE con Podemos en Madrid, Cádiz, A Coruña u otras capitales tras las municipales "no han aportado nada bueno".

El presidente se ha sometido a esta entrevista apenas dos días después de que su partido haya presentado en el Congreso una proposición de ley de reforma urgente del Tribunal Constitucional para permitir a esa instancia judicial multar e incluso suspender a los funcionarios y gobernantes que no cumplan sus sentencias y resoluciones, una iniciativa que, aunque aplicable a todas las Administraciones, está pensada para un posible escenario de declaración unilateral de independencia en Cataluña. El propio Rajoy asumió que ese cambio está pensado y provocado tras la actitud comprobada estos últimos meses por Mas, "que se ha puesto a crear estructuras paralelas del Estado".

El presidente del Gobierno se ha mostrado de nuevo convencido de que la independencia de Cataluña no va a producirse. "Es un disparate", ha calificado. Rajoy ha recordado que "hay un señor", en alusión al presidente catalán, Artur Mas, que está anunciando que si gana las elecciones autonómicas del 27 de septiembre va a declarar la independencia y ha recalcado que posibilitar que las sentencias del TC se cumplan es "de lo más democrático" y "fortalece las estructuras del Estado".

El líder del PP ha considerado que las críticas de casi todos los partidos y del principal rival en la oposición a esa proposición de ley son "de forma" y remarcó que en este caso lo importante es el fondo, es decir que se cumplan las sentencias, y entiende que eso "es una muy buena decisión". Rajoy se ha preguntado cómo un partido como el PSOE que le pidió en el verano de 2011 el apoyo del PP un mes antes de la disolución de las Cortes para reformar la Constitución —para incluir la obligación de la estabilidad presupuestaria en su retocado artículo 135— pueda "reprochar" ahora que se proponga esta reforma que solo persigue que las sentencias del Constitucional se cumplan como ya se obliga a lo mismo en los demás tribunales.

Más información