El juez rectifica y vuelve a embargar las cuentas de Rodrigo Rato

La fiscalía y la abogacía recurrieron para que no dispusiera de su patrimonio

Rodrigo Rato sale del despacho de sus abogados el pasado mes de mayo.
Rodrigo Rato sale del despacho de sus abogados el pasado mes de mayo.JAIME VILLANUEVA

Poco tiempo ha podido Rodrigo Rato disponer de sus bienes. El juez que investiga el caso dio por bueno el pasado martes que el exvicepresidente del PP había depositado avales que cubrían los 18 millones de euros que le impuso de fianza y decidió desbloquear parte de sus cuentas. Pero este viernes, y tras los fulminantes recursos de la fiscalía y la abogacía del Estado, volvió a comunicar el embargo de su patrimonio, según fuentes próximas al caso.

El juez de instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Artal, impuso en mayo a Rato una fianza de 18 millones de euros como condición para levantar el embargo de las cuentas de sus cuentas. Lo hacía dentro de la investigación por delito fiscal iniciada por la fiscalía. Esta cantidad multiplicaba por seis el importe del delito fiscal que se le imputa, calculado en tres millones.

Según fuentes jurídicas, Rato presentó un listado de bienes que incluía una parte de una finca rústica heredada de su madre y que tiene a medias con sus hermanos, planes de pensiones y otros activos.

Liberalización parcial

El juez dio por bueno su listado y ordenó desbloquear sus cuentas. La Asociación Española de Banca (AEB) envió el miércoles una nota a todas las entidades ordenando la liberalización parcial de las cuentas del exministro de Hacienda.

Solo quedaban bajo embargo judicial los bienes que son garantía de la fianza. Rato llevaba dos y meses y medio con sus cuentas congeladas, lo que le impedía hacer frente a los gastos diarios, según fuentes cercanas al exvicepresidente, que señalan que espera que ahora no se congelen los nuevos ingresos y pueda hacer frente a los gastos corrientes justificados.

La Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado recurrieron inmediatamente la decisión del juez. No lo hicieron ante el instructor, sino que fueron directamente a la Audiencia Provincial, el órgano superior. Consideran que no hay tasación independiente de los activos que aporta Rodrigo Rato para garantizar el pago en caso de ser condenado. Añaden que no estaba acreditado que los bienes enumerados por el exvicepresidente para prestar la fianza cubrieran esa cantidad ni que estuviera probado que eran realmente suyos.

Rato pudo defraudar al fisco español 2,4 millones de euros en concepto de IRPF e Impuesto de Sociedades entre 2011 y 2013

En los recursos señalaban que Rato podrá disponer del dinero de sus cuentas sin que el auto del juez sea firme, lo que dificultaría el cobro en caso de que sea condenado por delito fiscal.

Inmediatamente, el juez rectificó su decisión y este viernes volvió a ordenar el embargo de sus cuentas, además de los activos aportados por Rato para que sirvieran como fianza.

Según la Agencia Tributaria, Rato pudo defraudar al fisco español 2,4 millones de euros en concepto de IRPF e Impuesto de Sociedades entre 2011 y 2013. La Agencia Tributaria trasladó a la Fiscalía de Madrid un informe sobre Rato en el que atribuía al exvicepresidente económico maniobras tendentes a ocultar sus bienes para evitar posibles fianzas que pudieran imponerle en los procesos judiciales que tenía abiertos en la Audiencia Nacional.

La Fiscalía de Madrid presentó una denuncia contra Rato por un supuesto delito de alzamiento de bienes, además de distintos delitos fiscales y de blanqueo de capitales. Cuando la Fiscalía Anticorrupción asumió la causa, por decisión de la Fiscalía General del Estado, suavizó la denuncia original al entender que no existía alzamiento de bienes dado que Rato había pagado la fianza que le había impuesto la Audiencia Nacional por el caso de las tarjetas black, y tampoco veía suficientes indicios de blanqueo en lo investigado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS