El fiscal pide tres años para el cuñado de Matas por pagos en negro

Areal está acusado de pagar ilegalmente una parte de la campaña del PP

Palma de Mallorca -
Jaume Matas, en octubre.
Jaume Matas, en octubre.Aurelio Martín

El ex gerente del PP de Baleares, Fernando Areal, que controló las finanzas en la campaña autonómica de 2007, será juzgado bajo la acusación de ser autor de un supuesto delito electoral. El fiscal pide tres años de cárcel por los presuntos pagos ilegales, con dinero negro y facturas opacas, de una parte de publicidad del PP y de la candidatura Jaume Matas. Ha de depositar 20.000 euros de fianza de inmediato.

Areal es cuñado y apoderado personal del ex presidente balear, reo por corrupción con una pena cumplida de nueve meses por tráfico de influencias, por una de las piezas de esta causa 'caso Palma Arena'. La esposa de Areal, Encarnación Padilla, está siendo investigada en otra causa sobre supuestos pagos irregulares a otra agencia desde la dirección general de Tecnología en el Gobierno Jaume Matas, su también concuñado.

Fernando Areal, imputado en otras piezas sobre las finanzas del PP y los negocios personales de Jaume Matas, se sentará -por primer vez- en el banquillo por los pagos y anotaciones de pagos sospechosos del PP detectados, en un registro, en la agencia de publicidad Nimbus y que ascendían a 72.000 euros.

Más información
El Gobierno balear del PP justifica su petición de cárcel para Matas
La imputación a Jaume Matas, paso a paso
El cuñado de Matas niega pagos en dinero negro a la agencia que recibió supuestas adjudicaciones del PP

La declaración del empresario que trabajó para el PP, Miguel Romero, fue determinante para articular la acusación, tras el hallazgo de documentos en la agencia. Romero ya fue juzgado en el primer juicio a Matas por pagos ilegales a su redactor de discuros Antonio Alemany (condendo a dos años y cinco meses). El publicista colaboró con la Fiscalía y asumió trámites y abonos irregulares. En el Tribunal Supremo, Romero quedó exonerado. En esta causa que se juzgará contra Areal han quedado sobreseídas, provisionalmente, las imputaciones por falsedad documental, caudales públicos, y falsedad en documento mercantil.

Areal, ejecutivo financiero y gestor de fondos de una de las firmas que se integró en Bankia, niega todas las acusaciones de ilegalidad y en su estrategia de defensa ha actuado como un muro. Atribuyó a "un error" los supuestos pagos en negro y aseguró, además, que no tenía constancia precisa. Areal detalló al juez que "sabía que Matas no sabe nada" de este asunto. Añadió que "en el PP balear no existían cuentas en dinero negro".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS