Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos se enfrenta a los peligros de su veloz expansión

El partido retira tres listas para las elecciones del 24-M y ha tenido que retocar varias más

Albert Rivera, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Albert Rivera, en una imagen de archivo. EL PAÍS

El veloz proceso de expansión nacional de Ciudadanos ha abierto las primeras grietas en su estructura. En los últimos 15 días, la dirección ha retirado tres listas por problemas con el perfil de sus integrantes. Cuatro miembros de otras candidaturas han dejado el partido por discrepancias ideológicas. Y dos candidatos imputados por delitos que no se derivan de la práctica política han firmado ante notario que dejarán al acta si les condenan. Mientras crecen las quejas de otros partidos por la absorción de candidatos, Ciudadanos asegura que ha frenado la afiliación de casi 600 personas para evitar a los arribistas.

El partido ha retirado las listas de Barberá del Vallès, en Cataluña —el cabeza de lista había militado en Plataforma per Catalunya, de ultraderecha— y Miranda de Ebro, en Burgos—cuatro de sus miembros desconocían estar en la lista—. Estas se unen a las de El Casar, en Toledo —había dos imputados por prevaricación— y Móstoles, en Madrid —el partido quiso presentarla, pero parte de los integrantes estaban en otra formación—. No son poblaciones cualquiera. Suman casi 300.000 habitantes. Además, pudiendo formar listas en Ourense o Marbella, Ciudadanos no lo hizo por considerar poco cohesionadas las candidaturas.

 “Tomamos decisiones para que no haya dudas sobre el resto. Es mejor dar ejemplo que quedarse justificando cosas que a lo mejor no se han hecho bien”, dijo Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, que ha retocado varias listas. En Totana, Murcia, se detectó la presencia de un exmiembro de la Falange, como antes en la dirección de Getafe, en Madrid. El número once por Gijón renunció al puesto tras conocerse que guardaba armas y simbología nazi, aunque dijo que era coleccionista de material militar. El número uno por Vélez-Málaga fue expulsado por una condena previa a su llegada al partido. La número ocho por Mataró lo dejó tras leer el programa y el número uno por Vigo por “problemas personales”. Anoche Ciudadanos no tenía constancia de la renuncia de 13 de los 21 miembros de su lista de Jumilla (Murcia) por discrepancias con el número uno. De confirmarse, Ciudadanos sumaría decenas de bajas.

Los datos

  • Listas retiradas. Ciudadanos no se presentará finalmente en Barberà del Vallès (Barcelona), Miranda de Ebro (Burgos), El Casar (Guadalajara) y Móstoles (Madrid).
  • Candidatos y afiliados. Ciudadanos presenta casi 1.000 listas en toda España, formadas por unos 20.000 de sus 22.000 afiliados

La última polémica afecta a Diego Paños, candidato a la presidencia de Navarra, que, según El Confidencial, habría ofrecido “una compensación” a un candidato si dejaba el número dos en las listas a la alcaldía de Pamplona.

“No vamos a entrar a valorar una presunta conversación privada”, explicó Fran Hervías, secretario de organización. “Hemos demostrado que cuando ha habido algún error, o personas que no cumplían con el perfil, hemos tomado medidas porque nos importan más nuestros valores y nuestras propuestas que los escaños que saquemos”, añade. “No se trata solo de ser infalible, sino que ante un error debemos solucionarlo en pocas horas como hemos hecho”, argumenta Hervías. “(...) Hay que asumir que al presentar 1.000 listas municipales se genere algún problema, en nuestro caso en solo el 0,05%”.

Hemos demostrado que cuando ha habido algún error, o personas que no cumplían con el perfil, hemos tomado medidas porque nos importan más nuestros valores y nuestras propuestas que los escaños que saquemos

Fran Hervías, secretario de organización

La agresiva expansión, que ha incluido la disolución de otras formaciones para integrar a sus miembros, han originado críticas de otros partidos. Luis de Grandes, eurodiputado del PP, dijo que “mucha gente que se apunta no es fiable”. Rosa Díez, portavoz de UPyD, está entre los detractores, como varios partidos regionales. 

"No hay duda de que cualquier partido nuevo tiene un riesgo", opinó Francesc de Carreras, catedrático de derecho constitucional, afiliado de Ciudadanos y uno de los intelectuales que firmó su manifiesto fundacional. "Una opción es lanzarse tomando todas las precauciones posibles, la otra no presentarse", afirmó sobre el partido, que ha contratado una compañía para que investigue el pasado de sus candidatos, que previamente firman un consentimiento. "Es un riesgo inevitable que sin duda dará lugar a problemas, pero las cosas se han hecho muy razonablemente bien", continuó. "Se está siendo consecuente con nuestras primeras ideas, sin desvíos", añadió.

Más información