Castro embarga a los duques de Palma el dinero de un inquilino moroso

La compañía Aizoon, de Urdangarín y la Infanta, tiene asignada esta partida en un juzgado

La infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarin, en Ginebra (Suiza).
La infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarin, en Ginebra (Suiza).europa press

El juez José Castro ha anunciado este martes el embargo de unos 4.000 euros que los duques de Palma, Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina, habían conseguido que les pagara un inquilino moroso. El dinero irá a la cuenta del juzgado porque los duques todavía no han consignado las respectivas fianzas civiles más de 18 millones por sus responsabilidades económicas. La Infanta tiene pendiente aportar 2,1 millones de los 2,6 fijados y el duque ha de responder aún de 13,6 millones.

Más información
El juez investiga si las salidas de fondos de Aizoon eran para la Infanta
Los duques de Palma cargaron a Aizoon viajes a África y libros de ‘Harry Potter’
El juez Castro inicia el trámite para el embargo de bienes de la Infanta

El pasado diciembre, el magistrado les dio 20 días para aportar las cantidades y comunicó que procedería al embargo de fondos, bienes, depósitos e inmuebles, pasado ese tiempo. Cinco meses después, tras un holgado plazo de prórroga, el instructor ordenó el rastreo de activos y este martes ha anunciado el embargo de esta partida de un inquilino moroso.

Los 4.000 euros han sido embargados a la compañía Aizoon, propiedad de los duques de Palma. El dinero es fruto de una "reclamación de cantidad" que la compañía de los duques había solicitado "a raíz de un impago”, dice la nota de prensa,.

Aizoon, una sociedad patrimonial y de gestión cuyas acciones comparten la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, posee varios apartamentos en la ciudad de Palma. Las viviendas se compraron con los beneficios de los negocios realizados desde el Instituto Nóos de Urdangarin y su socio Diego Torres. Aizoon puso viviendas en alquiler y uno de inquilinos no pudo hacer frente –entre 2008 y 2010- a las mensualidades y gastos.

En los correos electrónicos cruzados entre el duque y su asistente en Barcelona, que constan en la causa, el esposo de la infanta dio el visto bueno para que su abogado y administrador en Palma actuara judicialmente para resarcirse de “las rentas” que debía el moroso. Unos pocos miles de euros. El alquiler era de 750 euros, según el afectado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS