Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno intentará llevar a puerto el ferri incendiado en Baleares

Pastor dice que el buque será conducido a la zona con “menos riesgos” medioambientales

Los técnicos logran acceder al barco tras dar por controlado el fuego

Imagen de este miércoles del Sorrento, con el fuego casi extinguido y las cubiertas quemadas.

Tras el éxito del rescate en alta mar de las 156 personas que viajaban a bordo del ferri Sorrento, que el martes se incendió a 20 millas (37 kilómetros) de Mallorca, este miércoles se intentaba evitar un vertido y el desastre ambiental que se podría ocasionar en una zona muy sensible. El plan del Gobierno es —al contrario de lo que se hizo hace algo más de dos semanas con el pesquero ruso Oleg Naydenov en aguas canarias— llevar hasta puerto el buque, de 186 metros de eslora y de la compañía Transmediterránea. El Sorrento transporta en sus bodegas 753 toneladas de fuel y aceites contaminantes. Salvamento Marítimo ha trasladado a la zona, desde Tarragona, el remolcador Punta Mayor.

Varios técnicos del armador y de Salvamento Marítimo han accedido esta tarde al buque. Lo han hecho una vez que se ha dado por controlado el incendio que se había declarado el día anterior en el ferri. Tomaron muchas cautelas porque las cubiertas estaban reblandecidas por el fuego. El incendio alcanzó los 500 grados, según el Ministerio de Fomento.

El buque estaba este martes a 22 millas de Mallorca, alejándose lentamente hacia Ibiza y el golfo de Valencia empujado por las corrientes. El Gobierno ha evitado concretar cuál será el puerto al que será remolcado y se ha escudado en los técnicos. "Quien tiene que mover un barco no somos nosotros", ha apuntado la ministra de Fomento, Ana Pastor.

Este departamento sostiene que, "en las próximas horas", los técnicos realizarán "un informe sobre la situación del buque y las opciones de rescate". El ministerio ha asegurado que "será la compañía propietaria del barco la que deba plantear un plan de actuación que será sometido a la consideración de las autoridades marítimas".

La ministra, que ha descartado que se hayan producido vertidos hasta ahora, ha dicho que la operación de remolque se acometerá cuando los "riesgos estén muy minimizados" y los expertos lo consideren oportuno. "El destino tiene que ser aquel" que presente "menos riesgos" medioambientales, ha insistido Pastor. "Hay que evitar los riesgos y se analizarán todas las variables. Se hará lo mejor para el interés general, sin riesgos para el medio ambiente", ha repetido al ser preguntada sobre qué puerto o enclave marítimo será el lugar de destino de la nave siniestrada.

Sin embargo, Inma de Benito, vicepresidenta de la Federación de Hoteleros de Mallorca, ha lanzado un mensaje mucho más positivo y concreto. Según ha dicho, tras reunirse brevemente con la ministra, hay "riesgo prácticamente nulo" de vertido y el probable destino del buque será Palma. Pastor, por su lado, ha incidido en que en el caso del Sorrento "no se está en nivel de emergencia si no de alerta".

El barco está a la deriva y custodiado por varias embarcaciones de Salvamento Marítimo. Además del fuel, dentro del buque viajaban 98 camiones vacíos y otros 25 cargados. En las últimas imágenes aéreas difundidas este miércoles, se apreciaba que estaba algo escorado y ligeramente empopado.

El precedente canario

El accidente marítimo del ferri Sorrento en aguas de Mallorca se ha producido casi dos semanas después del hundimiento del Oleg Naydenov, un arrastrero ruso que llevaba más de 1.400 toneladas de fuel. Desde que se fue a pique a 15 millas (27 kilómetros) al sur de Gran Canaria, tiene en alerta a las islas por el vertido ocasionado.

El Oleg Naydenov también se incendió. Pero estaba en el puerto de Las Palmas cuando comenzaron las llamas. Capitanía Marítima decidió entonces sacarlo del puerto. El buque estuvo ardiendo durante más de dos días en mar abierto. Una vez apagado el incendio, la Capitanía Marítima de Las Palmas decidió no llevarlo de vuelta al puerto, al contrario de lo que se quiere hacer con el Sorrento. Durante las más de 30 horas que pasaron entre la extinción del fuego a bordo y el hundimiento, el pesquero fue remolcado hasta el sur de Gran Canaria, donde se fue a pique.

El pecio está ahora a unos 2.710 metros de profundidad y vierte fuel al mar desde el día de su hundimiento. La principal mancha de hidrocarburos se dirige desde el principio hacia el suroeste. Pero han aparecido otras manchas menores e, incluso, el fuel ha llegado a varias calas del suroeste de Gran Canaria. Tenerife y La Gomera también están en alerta.

La decisión de llevar el pesquero a mar abierto ha sido criticada por los grupos ecologistas. La fiscalía, que ha abierto una investigación, tiene dudas sobre las decisiones adoptadas. "Se descartó, una vez extinguido el incendio, ordenar el regreso a puerto para extraer la carga de fuel", ha comunicado la fiscalía a la Capitanía Marítima.

Fomento quiere sellar las fugas del Oleg Naydenov, pero, al estar en una zona tan profunda, los trabajos son muy complicados. El Gobierno ha contratado ya un robot submarino, pero necesitará otro más para los trabajos de sellado. Además, hay un gran despliegue en la zona ante lo incierto de la evolución de los vertidos: cuatro embarcaciones y dos aviones de Salvamento Marítimo, un helicóptero de la Guardia Civil, otra embarcación de la Cruz Roja y un buque de la Armada.

Más información