Garzón acusa a PSOE y PP de no colaborar con la justicia

Ambos partidos "no estuvieron a la altura" en la investigación de los GAL y Gürtel, denuncia El exjuez de la Audiencia Nacional lamenta las "penas excesivamente leves" para los corruptos

El exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón presenta su nuevo libro, El Fango, un repaso a 40 años de corrupción en España
El exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón presenta su nuevo libro, El Fango, un repaso a 40 años de corrupción en EspañaPIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP

El exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón acusó este martes a los dos principales partidos de no colaborar con la justicia y de llegar a entorpecer, en ocasiones, las investigaciones. “No estuvieron a la altura”, declaró, refiriéndose al PSOE con los GAL y al PP con Gürtel, en la presentación de su nuevo libro, El Fango, un repaso de 605 páginas a 40 años de corrupción en España; En la política nacional, autonómica y municipal. En la Iglesia, la policía, las entidades financieras, la familia real o a judicatura. En total, 62 casos unidos por el "clima de impunidad" que para el autor arranca y se perpetúa al no haber sido nunca condenados los "graves crímenes contra la humanidad cometidos durante el franquismo". 

"No ajusto cuentas con nadie”, aseguró Garzón, apartado de la carrera judicial hace casi cinco años tras ser suspendido por su investigación de los crímenes de la Guerra Civil y la dictadura. “Este libro es una vieja aspiración”, explicó el exjuez de la Audiencia Nacional, ahora abogado, entre otros del fundador de Wikileaks, Julian Assange, y volcado en una fundación internacional de defensa de los derechos humanos.

En su opinión, en España, no ha existido voluntad de combatir la corrupción. “Ser corrupto no daba miedo”. Y tampoco era motivo de desprecio social, aseguró Garzón, que recordó cómo el banquero Mario Conde, “un gentleman”, no era denostado, y el director de la Guardia Civil Luis Roldán provocaba “risas” por una imagen suya en calzoncillos “más que críticas por lo que había hecho”.

El exjuez también recordó cómo en 1987, tras una visita de inspección a los juzgados de Marbella, alertó al Poder Judicial del “hervidero de irregularidades” en la ciudad. “No se hizo nada y eso me frustró muchísimo”.

Garzón lamentó “las penas excesivamente leves” a los condenados por corrupción, y cómo estos procesos se alargan durante años debido a la falta de medios de los jueces que la combaten: “La justicia ha sido el hermano pobre de los Presupuestos”. El exmagistrado también criticó “el coste” que pagan los jueces que se enfrentan a estos casos, “se llamen [José] Castro o [Pablo] Ruz”. “Son objeto de persecución y estigmatización”, dijo.

Arroparon a Garzón en la presentación del libro la fiscal coordinadora en la Audiencia Nacional contra el terrorismo yihadista, Dolores Delgado, que definió la obra como "una enciclopedia de la corrupción", y el poeta Luis García Montero, candidato de IU a la presidencia de la Comunidad de Madrid, que presentó El Fango como "un manual para gente que quiera dedicarse a la gestión pública".  .

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50