La Religión pierde 127.000 alumnos en la enseñanza pública

El 52% de sus estudiantes de centros estatales elige esta materia optativa

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro (centro izquierda), en una misa celebrada en la Almudena por el aniversario del 11M.
El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro (centro izquierda), en una misa celebrada en la Almudena por el aniversario del 11M.Juan Carlos Hidalgo (EFE)

La asignatura de Religión católica, cuyo nuevo currículo acaba de ser aprobado, ha perdido alumnos en todas las etapas educativas de los centros públicos. Son 127.000 estudiantes menos que el curso pasado, según los datos ofrecidos este martes por la Conferencia Episcopal. En centros estatales de titularidad pública hay 2.028.539 estudiantes que han optado por esta materia. Son algo más de la mitad del total (51,9%), frente al 56,5% de hace un curso.

A pesar de la reducción, siguen siendo mayoría las familias que la eligen en las primeras etapas de la enseñanza pública. En educación infantil hay un 57,8% de alumnos matriculados (821.468); frente al 62,7% de Primaria. En secundaria desciende al 36,8% (1.050.703 alumnos) y el 23,7% en bachillerato (285.576).

Más información
Los científicos critican el nuevo currículo de Religión
Un aula donde "Dios quiere nuestra felicidad"
La oposición rechaza la Religión católica en las aulas

La Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (CEEC) recaba estos datos a través de las diócesis que a su vez los solicitan en colegios e institutos “de toda España”, según una nota de la Conferencia Episcopal, que señala que han proporcionado datos 64 diócesis de las 69 encuestadas.

En su nota, lamentan que la reforma educativa del PP (la Lomce) "no garantice la oferta obligatoria de la asignatura" en bachillerato y denuncian que "en esta etapa educativa no se garantiza de manera suficiente y adecuada el derecho de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que ellos deseen". La Lomce reforzó el carácter evaluable de la asignatura de Religión, cuya nota cuenta para la media del expediente desde el cambio normativo o para la obtención de una beca.

 La publicación el pasado enero del último currículo de Religión católica despertó críticas entre diputados de la oposición y docentes. Entre las cuestiones por las que se evaluará a un alumno de bachillerato está la siguiente: “Reconoce con asombro y se esfuerza por comprender el origen divino del cosmos y distingue que no proviene del caos y el azar”. El revuelo por el temario publicado en el BOE, que incluye afirmaciones como “la incapacidad de la persona para alcanzar por sí misma la felicidad”, llegó al Congreso de los Diputados, donde todos los partidos de la oposición rechazaron el contenido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Pilar Álvarez

Es jefa de Última Hora de EL PAÍS. Ha sido la primera corresponsal de género del periódico. Está especializada en temas sociales y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en este diario. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS