ignacio gonzález

González considera una “barbaridad” cuestionar las primas pagadas a jueces

El presidente de Madrid denuncia una persecución policial contra él

González, tras su comparecencia en la sede de la Comunidad de Madrid.
González, tras su comparecencia en la sede de la Comunidad de Madrid.julián rojas

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, defiende que la empresa Indra prime a jueces, fiscales, secretarios y funcionarios judiciales a cambio de su asesoramiento en la mejora de la última aplicación informática con la que se pretende agilizar el sistema judicial. “Se confunde la posible incompatibilidad de los jueces con la compra de voluntades. Eso es una barbaridad. Además, si eso es incompatible, ¿por qué no lo es que den conferencias o que colaboren en revistas jurídicas?”, justifica su gestión tras la información adelantada por EL PAÍS.

Más información

Los tres jueces y seis secretarios que forman parte del comité creado para agilizar el funcionamiento de la red judicial —entre ellos el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Francisco José Vieira— percibieron 54.000 euros entre 2013 y 2014, lo que deja un importe anual de 3.000 euros por cabeza. “Es lógico que se consulte a los usuarios que van a utilizar el servicio, la empresa [Indra] les contrató porque son quienes mejor conocen el funcionamiento de la justicia, y por tanto cuáles son las aplicaciones que hay que desarrollar”, esgrimió González.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha abierto una investigación para aclarar si los juristas que asesoraron al Gobierno regional a cambio de una remuneración a través de Indra incurrieron en algún tipo de incompatibilidad. Vieira reconoció que no había informado al respecto al CGPJ. “Yo no soy el jefe de los jueces, no decidí quiénes asesorarían a la Comunidad”, apunta González, que sostiene que es “evidente” que “alguien ha montado una polémica donde no la hay”.

El barón popular se reafirmó en su intención de ser el candidato autonómico del PP en las autonómicas del 24 de mayo. Lo hizo tras asegurar que es víctima de una conspiración policial que tiene como objetivo que no sea el candidato de la dirección del PP en unas elecciones para las que quedan menos de tres meses. “Si alguien quiere pescar en río revuelto, lo desconozco, pero me reafirmo todavía más. No puede ser que los chantajes, extorsiones e informaciones adulteradas decidan quiénes sean los candidatos. Eso lo deciden los órganos del partido”, expresó después de que El Mundo publicara que había pedido “ayuda a policías” a raíz de las pesquisas por su ático en Estepona (Málaga). González las tachó de “ilegales”.

“Estamos ante medias verdades. Tomé un café con dos comisarios, los señores [Enrique] García Castaño y [José] Villarejo a petición de ellos, y para nada fue una reunión secreta. Quedamos en La Mallorquina [un establecimiento de Madrid, cerca de la sede del Gobierno regional, en la Puerta del Sol]. Me pareció extraño que me pidieran un recibo del alquiler [de la vivienda]. No les dije nada”, observó González. Según fuentes policiales, el encuentro fue “a petición” de los comisarios, de los que uno conocía a González de su paso por Interior (fue secretario de Estado de Inmigración). También señalan que fue una conversación “informal”.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50