Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Terceiro: “En mis años en Caja Madrid hubiera sido imposible crear las black”

El expresidente de Caja Madrid asegura que en sus nueve años de mandato los gastos de las tarjetas no superaban los 300 euros al mes y eran de representación

El expresidente de Caja Madrid Jaime Terceiro llega a la Audiencia Nacional. Ampliar foto
El expresidente de Caja Madrid Jaime Terceiro llega a la Audiencia Nacional.

El que fuera presidente de Caja Madrid desde 1988 hasta 1996, Jaime Terceiro, ha declarado este viernes durante casi dos horas ante el juez de la Audiencia Fernando Andreu por el caso de las tarjetas opacas de la entidad, a las que los consejeros de la entidad cargaron 15,5 millones de euros entre 2003 y 2012. El fiscal Anticorrupción, Alejandro Luzón, le ha pedido su opinión sobre las tarjetas black y ha afirmado: "Durante mis nueve años al frente de Caja Madrid, una cosa así habría sido imposible de proponer, aceptar y ejecutar".

Terceiro, que ha respondido a las preguntas de una docena de abogados, además del juez y fiscal, ha explicado con detalle que las tarjetas eran para gastos de reales de representación y que se exigía la factura para abonar los importes. Según su testimonio, en todo el periodo no fue necesario elevar el importe máximo de la tarjeta, 600 euros, porque el gasto medio era de entre 250 y 300 euros mensuales.

El abogado del exsecretario del consejo, Enrique de la Torre, le ha preguntado por qué en el informe de Bankia figuraba que las tarjetas Visa platino procedían de 1994. Terceiro ha respondido que se trata de un error evidente porque en aquel año ese medio de pago de plástico, que respondía al acrónimo EMV y no disponía de chip, no se había creado todavía.

Otro de los asuntos que le preguntaron a Terceiro fue sobre un data que aparece en la Auditoría Interna de Bankia. Allí se hace referencia a los contratos de las tarjetas de Caja Madrid, Business Oro EMV, que datan del tres de mayo de 1994 para Consejeros y Directivos.

Este informe podría hacer pensar que estas tarjetas se crearon con Terceiro de presidente, ya que estuvo hasta 1996. El expresidente de Caja Madrid aclaró que el informe contiene dos errores. "El primero es que la cuenta contable asociada era la de “Tratamiento Administrativo Circular 50/99” que llevaba por título "Regularización por fraudes, negligencias y deficiencias de los sistemas", es imposible que unas tarjetas emitidas a partir de 1994 se contabilicen en esa cuenta", apuntó.

El segundo error, según Terceiro, "es que la tarjeta asociada a este contrato era una tarjeta “Business Oro EMV”; pero la tecnología EMV no existía en 1994". Esta tecnología se empezó a implantar en España a partir del 2002. "Por consiguiente, los contratos ha sido modificado sustancialmente a lo largo de su vida, con el consentimiento del titular y de la caja, de tal manera que las tarjetas asociadas, su gestión contable y la operativa que soportaban en 1994 tienen poco que ver con las características análogas del contrato final".