Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andorra asegura que no entorpecerá la investigación del ‘caso Pujol’

Rajoy firma un acuerdo de mayor colaboración fiscal en pleno escándalo

Pujol y su esposa este jueves en la presentación de un libro.  Ampliar foto
Pujol y su esposa este jueves en la presentación de un libro. efe

El caso Pujol ha sobrevolado los dos días de la inédita visita de Mariano Rajoy a Andorra. Tanto que el jefe del Gobierno de este país, Antoni Martí, dedicó una larga explicación sobre el asunto en la conferencia de prensa conjunta con el presidente español para asegurar que Andorra no va a obstaculizar la investigación sobre el fraude fiscal admitido por el expresident, que ha reconocido que escondió allí durante 34 años una fortuna de, al menos, cuatro millones de euros.

El caso recobra vigor al saberse que en el testamento del padre de Pujol no figuraba esa cantidad. La justicia andorrana, de momento, no ha contestado afirmativamente a ninguna de las dos comisiones rogatorias solicitadas por la justicia española, una de la Audiencia Nacional y otra de un juzgado de Barcelona. En la primera, la fiscalía andorrana opinó en contra de concederla. Sin embargo, Martí se molestó cuando se le recordó en una pregunta que mientras ambos jefes de Gobierno estaban en Andorra firmando un convenio de mayor colaboración en materia fiscal, la justicia del Principado está poniendo dificultades a la española para investigar el caso Pujol.

“La justicia andorrana no hace obstrucción en el caso Pujol, hay un cumplimiento estricto de la legalidad. Aún se podría decir que sí a las dos comisiones rogatorias. El caso Márquez y el Pujol son muy mediáticos, pero Andorra se está comportando de forma ejemplar”.

Rajoy y Martí rechazaron que el caso Pujol estuviera encima de la mesa en sus reuniones

El jefe del Gobierno andorrano dio muchos detalles sobre cada una de las dos comisiones rogatorias. Aunque es probable que las dos se acaben rechazando, él quiso ver el vaso medio lleno e insistió en que aún podrían tener una respuesta positiva. “Me dicen que he tenido un silencio muy largo en el tema Pujol”, explicó Martí. “En otros países se han denegado las comisiones rogatorias y aquí aún no. De hecho, la primera fue aceptada por el juez instructor, pero las partes han recurrido. La justicia andorrana está haciendo lo que tiene que hacer”.

Tanto Rajoy como Martí rechazaron que el caso Pujol o el del piloto Marc Márquez, que anunció que trasladaba su residencia a Andorra aunque luego se desdijo ante la polémica creada, estuvieran encima de la mesa en sus reuniones. “No he venido aquí a hablar de personas, no hemos hablado de esos dos casos” aseguró Rajoy cuando le preguntaron por el expresidente catalán y por el piloto. “No hemos hablado del caso Pujol”, insistió Martí.

Lo cierto es que la visita, la primera de un presidente español a este país de los Pirineos tradicionalmente refugio de fortunas españolas, se produce en pleno escándalo. Aunque en la rueda de prensa salieron varios asuntos —también se le preguntó a Rajoy por la posibilidad de que la vicepresidenta sea la candidata en Madrid y se limitó a bromear— el objetivo del viaje era firmar un convenio sobre doble imposición con Andorra que ayudará a los empresarios de este país a hacer negocios en España. A cambio, según la versión española, Andorra se compromete a dar más información fiscal sobre ciudadanos españoles, lo que dificultará en el futuro casos como el de Pujol.

Entre los dos Gobiernos hay una evidente discrepancia sobre el contenido del acuerdo que se ha firmado. Mientras España asegura que va a haber intercambio automático de información fiscal a partir de 2018, los andorranos dicen que eso se hará siempre que otras plazas financieras con las que compiten sus bancos como refugio —Suiza, las islas del Canal— se sumen también a ese compromiso de la OCDE. España está convencida de que todos lo harán porque en Europa hay mucha presión pero, sobre todo, porque EE UU está insistiendo mucho.

“España está muy satisfecha en el tema del intercambio automático de información”, aseguró Rajoy. “Necesitamos nuestros tiempos para adaptar nuestro sistema bancario. 2018 es el calendario fijado, y Andorra dice que nos comprometemos si todos se comprometen. Si no, perdemos todos. Pero esto no nos lo han impuesto ni el Reino de España ni la República Francesa”, remató Martí.

Más información