Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy no teme un “contagio” del efecto Syriza en España

“No he venido a Andorra a hablar” de Pujol o Marc Márquez, dice el presidente del Gobierno

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afronta el arranque de año, protagonizado por las elecciones en Grecia del 25 de enero, con la confianza de que una posible victoria de Syriza no tendrá un efecto contagio con Podemos en España. “No creo que haya contagios políticos. Cada país tiene su realidad, en Portugal puede gobernar una ideología y en España otra, yo estoy en el Consejo Europeo con gobernantes socialistas y del PPE, cada país tiene su propia realidad”, ha señalado cuando se le ha preguntado si teme que la victoria de Syriza ayude a Podemos. Eso sí, el presidente se ha colocado claramente al lado de su socio del PPE, Nueva Democracia, que ahora gobierno en Grecia, frente a Syriza, y ha alabado la valentía de Antonis Samaras, el actual presidente. “El Gobierno de Grecia ha sido muy valiente en una situación muy compleja, yo como colega del PPE le deseo la mejor de las suertes [a Nueva Democracia], tengo la mejor opinión sobre ellos aunque no debo inmiscuirme”.

Pero Rajoy, al contrario que otros gobiernos europeos, en especial el de Angela Merkel, que ha dejado caer a través de Der Spiegel, el prestigioso semanario, que en este momento la salida de Grecia del euro no tendría muchos riesgos, ha sido muy tajante al rechazar esa posibilidad. “Lo peor se ha superado, el euro es un proyecto irreversible. Ni Grecia ni ninguno otro país va a abandonar nunca el euro, el euro ha venido para quedarse. Eso es muy importante para el bienestar de los ciudadanos. Grecia no va a salir del euro”.

Aunque la rueda de prensa han salido varios asuntos –también se le ha preguntado por la posibilidad de que la vicepresidenta sea la candidata en Madrid y se ha limitado a bromear sin desmentirlo ni confirmarlo, aunque fuentes de La Moncloa insisten en descartarlo- el objetivo del viaje era firmar un convenio con Andorra que ayudará a los empresarios de este país a hacer negocios en España. A cambio, según la versión española, Andorra se compromete a dar más información fiscal sobre ciudadanos españoles, lo que dificultará en el futuro casos como el de Jordi Pujol.

Tanto Rajoy como el jefe del Gobierno andorrano, Antoni Martí, han rechazado que el caso Pujol o el del piloto Marc Márquez, que anunció que trasladaba su residencia a Andorra aunque luego se desdijo ante la polémica creada, estuvieran encima de la mesa. “No he venido aquí a hablar de personas, no hemos hablado de esos dos casos” ha dicho Rajoy cuando le han preguntado por Pujol y Márquez. “No hemos hablado del caso Pujol”, ha insistido Martí. Lo cierto es que la visita, la primera de un presidente español a este país de los Pirineos tradicionalmente refugio de fortunas españolas, se produce en pleno escándalo Pujol.

El jefe del gobierno andorrano se ha molestado cuando una pregunta le recordaba que mientras se firma aquí un convenio la justicia andorrana está poniendo dificultades a la española para investigar el caso Pujol. “La justicia andorrana no hace obstrucción en el caso Pujol, hay un cumplimiento estricto de la legalidad. Aún se podría decir que sí a las dos comisiones rogatorias. El caso Márquez y el Pujol son muy mediáticos, pero Andorra se está comportando de forma ejemplar”.

Entre los dos gobiernos hay una evidente discrepancia sobre el contenido del acuerdo que se ha firmado. Mientras España asegura que va a haber intercambio automático de información fiscal a partir de 2018, los andorranos dicen que eso no es lo que se ha firmado y que Andorra hará ese intercambio automático en 2018 siempre que otras plazas financieras con las que compiten sus bancos como refugio –Suiza, las islas del Canal- se sumen también a ese compromiso de la OCDE. España está convencida de que todos lo harán porque en Europa hay mucha presión pero sobre todo porque EEUU está presionando mucho. “España está muy satisfecha en el tema del intercambio automático de información”, ha asegurado Rajoy. “Necesitamos nuestros tiempos para adaptar nuestro sistema bancario. 2018 es el calendario fijado, y Andorra dice que nos comprometemos si todos se comprometen. Si no perdemos todos. Pero esto no nos lo han impuesto ni el Reino de España ni la República francesa. Estoy seguro de que el Gobierno español sabe que nuestra sistema bancario necesita tiempo. Andorra se va a abrir a un nuevo tipo de economía”, remató Martí.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información