el drama de la inmigración

Alta hospitalaria para la bebé y tres mujeres de la patera de Almería

Las inmigrantes, rescatadas el viernes, pasan a un centro de acogida de la Cruz Roja En la balsa viajaban 28 personas que desaparecieron al caer al mar, incluido siete bebés

Cruz Roja atiende a los inmigrantes llegados a Almería, el viernes.
Cruz Roja atiende a los inmigrantes llegados a Almería, el viernes.Carlos Barba / EFE

El hospital de Torrecárdenas (Almería) ha dado el alta este miércoles a la niña de 3 años y a tres de las cuatro mujeres que permanecían ingresadas en el complejo sanitario desde el viernes, cuando Salvamento Marítimo las rescató de una patera que estaba a la deriva en aguas próximas a la costa andaluza. Según han informado fuentes de la consejería de Salud, la madre de la menor se encuentra entre las personas que han abandonado el centro y han pasado a un centro de acogida de la Cruz Roja. Todas ellas forman parte del grupo de 29 sin papeles que los servicios de emergencias hallaron en una embarcación que había salido de Nador camino de la Península. Aunque, en el momento de su localización, a bordo faltaba ya casi una treintena de personas, que habían caído al mar durante la noche, según el testimonio de los propios subsaharianos.

Más información

Efectivos de Salvamento Marítimo, Guardia Civil y la Armada buscaron a los desaparecidos —entre los que se encuentran siete bebés, según los cálculos de la Cruz Roja— hasta el pasado domingo, cuando suspendieron el operativo. "Es casi imposible que después de tanto tiempo hayan podido sobrevivir", sentenció ese día uno de los patrones de la Salvamar Denébola, que recalcó entonces la dificultad también de localizar los cadáveres. "Los desaparecidos se suelen ir al fondo a no ser que lleven un elemento que los mantenga en superficie. Al ser personas que pasan mucho frío, se abrigan en exceso y cuando la ropa se moja es difícil no hundirse con tanto peso".

La patera salió de Marruecos el miércoles por la tarde. A la mañana siguiente, Salvamento Marítimo recibió la primera llamada de aviso. La ONG Caminando Fronteras, en contacto telefónico con los inmigrantes, alertó que se encontraban a la deriva una nave con 57 sin papeles. Los servicios de emergencias intentaron, sin éxito, localizarlos ese día. Pero cayó la noche. Y entonces, según el relato de un miembro de la Cruz Roja, los subsaharianos cuentan que "había oleaje, se averió el motor y la gente se puso nerviosa. Y, entre peleas, cayeron al agua".

El buque mercante Flinterbirka, de bandera holandesa, avistó finalmente la balsa neumática a las 9.50 horas de la mañana del viernes. La barca, de 10 metros de eslora, se encontraba a 23 millas al sureste de Cabo de Gata (Almería). Al llegar al punto, Salvamento Marítimo trasladó en helicóptero hasta el hospital a la niña y a una embarazada, que presentaban fuertes síntomas de hipotermia. Una vez que arribó la patera al puerto, Cruz Roja decidió que otras cinco mujeres encinta también fueran ingresadas.

"Ali se ahogó con su hijo Junior de un año", relata la portavoz de la ONG Caminando Fronteras. Ambos se suman así a los más de 3.000 inmigrantes que han perdido la vida en 2014 al intentar cruzar el Mediterráneo para alcanzar Europa, según las cifras de finales de septiembre de la Organización Internacional de las Migraciones.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50