Rajoy: “No di instrucciones a la fiscalía. Actuó con independencia”

El presidente defiende que tiene una hoja de ruta con cinco puntos ante el conflicto catalán

Los diputados de CiU muestran carteles de autoinculpación por el 9-N en el pleno del Senado.EL PAÍS- LIVE! (reuters_live)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este martes en el Senado que el Gobierno no dirigió a la fiscalía para que presentara la querella contra el presidente catalán, Artur Mas, y otros dos miembros de su Ejecutivo por cuatro delitos por la celebración del proceso participativo del 9-N. "La fiscalía actuó con independencia. No di ninguna instrucción. ¿Si no cómo se explica que unos fiscales dijeran otra cosa y otros otra? Preguntele a la fiscalía si el Gobierno dio instrucciones", ha asegurado Rajoy en la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta en respuesta al senador de CiU Josep Lluís Cleries.

Más información
Rajoy viajará a Cataluña dispuesto a dialogar sobre financiación
La fiscalía presenta la querella contra Mas por cuatro delitos en el 9N

El portavoz de los nacionalistas catalanes, abucheado en ocasiones por la bancada popular, ha insistido en que el 9-N fue "un éxito de la democracia" y le ha pedido a Rajoy que haga propuesta política ante el conflicto en Cataluña en vez de escudarse en los tribunales. El presidente entonces ha contestado que sí tiene una propuesta, o más bien una hoja de ruta, basada en cinco puntos:  "primero, intentar mantener la estabilidad", con la continuidad de las políticas y las reformas. El segundo, "seguir colaborando con la Generalitat para ayudar en la salida de la crisis" a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

El tercero, ha explicado el presidente, defender sus posiciones políticas: "la soberanía nacional y la validez de la Constitución". El cuarto, "hablar con los responsables de todas las Instituciones", y el quinto, "escuchar todas las propuestas, siempre y cuando no se pretenda liquidar la soberanía nacional o los derechos de las personas". Rajoy no se reunirá, sin embargo, con Artur Mas en su visita a Cataluña este próximo sábado. Rajoy acudirá allí para protagonizar un acto del PP y será entonces cuando pronuncie el discurso sobre Cataluña que muchos esperan dentro y fuera de su partido, ya que hoy no ha querido ofrecer grandes novedades a la espera de lo que pueda decir esta tarde Artur Mas, en una intervención que será seguida con interés desde La Moncloa.

El senador Cleríes ha contestado que ese fondo de liquidez del que habla el presidente es un préstamo que la Generalitat tiene que devolver, y no "un donativo a fondo perdido". Cleríes también ha insistido en que su grupo se siente "expulsado" de España. También ha reprochado a Rajoy que se haya nombrado como director de TVE en Cataluña al jefe de prensa del PP catalán y que haya sido destituido como presentador del telediario de fin de semana de TVE Oriol Nolis precisamente después del 9-N. "Un periodista informa libremente y lo cesan", ha asegurado Cleríes, ante lo que Rajoy se ha limitado a contestar: "¿Qué sentido tiene que yo me ponga ahora a hablar de lo que se hace en las televisiones?".

El jefe del Ejecutivo ha insistido en su tesis de que la política no es la alternativa a la aplicación de la ley, ante los reproches del parlamentario catalán, que en una dura interpelación ha llegado a decir que la querella por el 9-N es "contra la manera de ser y de hacer del pueblo de Cataluña". Cleries ha acusado al Gobierno de parapetarse en la vía judicial ante el conflicto. "En lugar de hacer política, usted impulsa querellas. Pretenden ganar en los tribunales lo que son incapaces de ganar democráticamente", ha afirmado el diputado de CiU, para quien la denuncia presentada por la fiscalía "no responde a un Estado de Derecho".

"Que la política es la alternativa a la aplicación de la ley es una afirmación profundamente antidemocrática", ha contestado el presidente. En medio del bronco debate, los diputados de CiU han mostrado un cartel de "autoinculpación" por el 9-N. "Todo nuestro grupo queremos autoinculparnos por el 9-N", ha dicho Cleries con el cartel en la mano, "dado que tiene tan buena relación con la fiscalía, le ruego que se lo transmita". En la misma línea, el Gobierno de la Generalitat ha anunciado hoy que pedirá declarar en bloque ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) si finalmente se admite a trámite la querella presentada contra Artur Mas, la vicepresidenta Joana Ortega y la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, por la organización de la consulta soberanista del 9 de noviembre.

El presidente también ha tenido un debate menos duro en las formas pero sí contundente en el fondo sobre la política penitenciaria con el senador del PNV Jokin BIldarratz, que le insistía en que ahora mismo la llamada "vía Nanclares", para los presos de ETA arrepentidos, está "prácticamente abandonada". Rajoy ha insistido en que el sistema de reinserción funciona y "quien quiere utilizarla, puede utlizarla, pero con requisitos claros: dejar la banda, pedir perdón, colaborar con la justicia".

Más duro fue el choque con María Chivite, la portavoz del PSOE, sobre las políticas contra la violencia machista. La senadora socialista ha acusado con dureza a Rajoy de "no dedicar ni un solo minuto de su actividad política en tres años a la violencia machista" y de recortar el dinero destinado a estos asuntos, por lo que "ha dejado abandonadas a las mujeres". Rajoy, muy molesto por las acusaciones y en medio de un gran griterío entre los grupos del PSOE y el PP, ha insistido en que "la lucha contra la violencia de género requiere unidad". Y ha rematado: "¿No se da cuenta de que todo el mundo es consciente de la demagocia que ha hecho hoy aquí? No voy a entrar a comparar datos de fallecidos y presupuestos de lucha contra la violencia machista de uno y otro gobierno porque creo que la política española necesita hoy talla, sensatez y categoría".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS