Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP rectifica sobre los viajes, pero los grupos lo ven insuficiente

Los grupos de la oposición ven la oferta insuficiente

La presión de todos los demás grupos ha hecho que el PP empiece a rectificar en su oposición radical a controlar los viajes de los diputados y senadores. Sin embargo, el resto de partidos ven todavía insuficiente la propuesta de los populares y, además, temen que el control se difumine en una reforma del reglamento que no termina de llegar.

Tras rechazar la víspera el control de los viajes a través del presidente del Congreso, Jesús Posada, y del portavoz del PP, Alfonso Alonso, este último contactó con portavoces de los grupos para buscar alguna fórmula de control. La propuesta sobre la que trabaja también el diputado del PP José Antonio Bermúdez consiste en obligar a los diputados a especificar si los viajes que hacen son por su condición de políticos o no, sin más justificación.

Sin embargo, para otros grupos ese paso es insuficiente. Por ejemplo, el socialista Antonio Hernando insistió, durante la conversación, en su propuesta: que se obligue a justificar todos los viajes que no sean a la circunscripción del diputado y, si no se hace en 15 días, se descuente el importe de la asignación del parlamentario. Tampoco acepta el PSOE que esas limitaciones y la transparencia se pongan en marcha solo a partir de la próxima legislatura.

El grupo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) se sumó a la presión y los diputados José Luis Centella y Joan Coscubiela plantearon a Posada que la institución publique en su web los viajes que realiza cada uno de los diputados, incluyendo su coste, y que lo haga como mínimo cada tres meses.

Posada es más partidario de que el control lo ejerzan los grupos parlamentarios y quiere evitar que sea la Cámara la que lo haga. Sin embargo, los portavoces pretenden que sea el Congreso y que el compromiso no se diluya en la intención de hacerlo en una reforma del reglamento que se eterniza en una ponencia y nunca termina de llegar. Los grupos creen que bastaría un acuerdo de la Mesa de la Cámara.

Los viajes privados a Canarias del hoy presidente de Extremadura, José Antonio Monago (PP), pagados supuestamente con dinero público cuando era senador son la última muestra de que “España vive un tsunami de corrupción”, según el coordinador general de IU, Cayo Lara. El dirigente político, de visita al Parlamento Europeo en Bruselas, pidió insistentemente la dimisión de Monago al frente del Gobierno de Extremadura y manifestó perplejidad por el respaldo que le presta el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. “En cualquier otro país de Europa, esto supondría una dimisión, pero aquí recibe el apoyo del presidente”, dijo ante la prensa.

Cayo Lara reclama la dimisión de Monago por sus traslados a Canarias

Mucho menos contundente estuvo Lara al valorar el papel de su propia formación política en el mandato de Monago, que logró ser investido presidente en julio de 2011 gracias a la abstención de IU (una decisión de la federación regional que los órganos centrales y el propio Lara reprobaron). Preguntado sobre si él puede presionar a sus diputados en el Parlamento extremeño para que retiren el apoyo parlamentario que han dado a Monago desde que fue nombrado, el coordinador general de IU respondió: “Ya nos gustaría, pero depende de su voluntad”. Tampoco es posible la moción de censura porque la ley impide celebrarla en el último año de legislatura (a la de Monago le quedan siete meses de mandato). “Lo único que queda es la presión social”, admitió Lara, que recordó su disgusto con el apoyo que ha brindado IU al PP en Extremadura en los últimos tres años.

La Secretaría General del Senado recibió la carta del presidente extremeño en la que solicita a la Cámara alta la relación de viajes que supuestamente —según desveló el diario Público— realizó en 2009 y 2010 con cargo a la tarjeta de transportes que le correspondía como senador. La solicitud ha llegado a la Secretaría General y será remitida ahora a la Mesa del Senado, según informaron a Europa Press fuentes de la Cámara.

El presidente autonómico se limita a solicitar “la relación de viajes efectuados con cargo a la tarjeta de transportes del Senado” y lleva fecha del martes 11 de noviembre. Cuando estalló el caso, Monago primero dijo que sus viajes privados los abonaba siempre de su propio bolsillo, y que cuando había viajado a Canarias con cargo al Senado lo había hecho para “trabajar”. Al día siguiente, sin embargo, anunció que pediría al Senado la relación de “los viajes que se ponen en cuestión” para devolver a la Cámara “hasta el último céntimo”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información