Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Monago: “Voy a devolver hasta el último céntimo”

El presidente de Extremadura asume ahora que pudo cargar viajes privados al Senado

Rajoy y Monago, este sábado en Cáceres. / Jorge Armestar / atlas

El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, ha dado un giro de 180 grados a su estrategia de defensa. Si ayer salía a la ofensiva frente a una supuesta conspiración contra él,  aseguraba haber pagado todos sus viajes privados y sostenía que no había hecho nada mal y que todos sus viajes a Canarias pagados por el Senado eran por trabajo, Monago ha asegurado este sábado que va a devolver el dinero de esos viajes.

El presidente extremeño no reconoce haber mentido el jueves, pero admite que no puede demostrar con documentos que esos viajes fueran de trabajo, por lo que ante las dudas decide devolver el dinero. "Yo no estoy aquí por dinero. Por eso les anuncio que he pedido al Senado la información sobre los viajes en cuestión y voy a devolver hasta el último céntimo", ha dicho durante la clausura de la Convención que el PP celebra en Cáceres sobre Buen Gobierno en las Comunidades Autónomas.

Monago ha variado en su táctica después de hablar con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de que la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, forzara al diputado del PP por Teruel, Carlos Muñoz, a dimitir, después de que saliera a la luz que viajó a Tenerife a lo largo de los dos últimos años por motivos personales, y que cargó los gastos al Congreso. Tanto Monago como Muñoz mantuvieron una relación, en distintas épocas, con la misma militante del PP de Tenerife, Olga Henao, por lo que la oposición acusa al presidente de hacer viajes privados a las islas a costa del erario público. Rudi estaba en la cena que Rajoy y Monago protagonizaron en la noche del jueves con todos los demás presidentes autonómicos y que dio paso a un cierre de filas. Sin embargo, los dirigentes extremeños no pueden ocultar en privado el malestar con Rudi, que el mismo jueves, sin esperar a que acabara la convención, forzó la dimisión de su diputado por Teruel aumentando así la presión sobre Monago.

En su intervención, Monago ha pedido "a todas las personas de buena fe" sus "disculpas por mis errores, que seguro que han sido muchos", tras lo que ha asegurado es una persona "honrada y trabajadora", que "ama profundamente a mis paisanos". Mientras hablaba, en un acto que se convirtió rápidamente en un cierre de filas con aplausos constantes, subió al escenario su padre político, el exalcalde de Badajoz, Miguel Celdrán, con un casco de bombero en la mano. Monago fue bombero antes de llegar a la política. "Estamos orgullosos de ti. Sé que te van a lapidar, por eso te traigo este casco. Los que estamos aquí vamos a hacer de casco protector tuyo", le espetó.

Y efectivamente el acto se convirtió en una confirmación de que Monago no va a dimitir y tiene el apoyo de la dirección. María Dolores de Cospedal le trasladó un apoyo entusiasta y minutos después Rajoy plasmó su respaldo a Monago alegando que su Ejecutivo está "en plena sintonía" con el proyecto de el presidente en Extremadura y ha añadido que "el partido también" y el presidente regional "cuenta con el apoyo de todos" en el PP.

Más información