Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy resta importancia el 9-N y ve una nueva vía para dialogar con Mas

"No sé qué se ha anunciado, pero no hay más criterio que diálogo y ley", dice el presidente

Mariano Rajoy considera que se inicia un camino para negociar. Bernardo Pérez | Vídeo: Atlas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha minimizado este miércoles el escenario abierto por Artur Mas tras la renuncia a la consulta soberanista del 9-N. "No sé qué se ha anunciado para el día 9, pero no hay más criterio que diálogo y ley. Y si vemos que hay cosas que vayan contra la legislación tendremos que recurrir como en muchas ocasiones recurren otros Gobiernos o recurren los ciudadanos. Para eso están los tribunales, tanto el Tribunal Constitucional como el resto", ha afirmado el jefe del Ejecutivo en referencia a la fórmula de pseudoconsulta anunciada por el presidente de la Generalitat.

Rajoy ha celebrado la decisión del líder de CiU como "un triunfo de la democracia y de la ley". Esta circunstancia supone para el Gobierno una oportunidad para comenzar una nueva etapa. "Abre un camino para hablar, para dialogar y no para tomar decisiones unilaterales", ha señalado en los pasillos del Congreso de los Diputados. "Estamos dispuestos a hablar", ha enfatizado, puesto que "hay un camino que millones de españoles quieren que se emprenda".

El presidente se ha pronunciado en estos términos tras calificar ayer de "excelente noticia" la renuncia al referéndum soberanista. El Gobierno y el PP dan por cerrada la consulta y creen que se abre un nuevo escenario. En este contexto, la líder de los populares en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, esbozó la filosofía de la estrategia política de su formación para las próximas semanas. Sin llegar a concretar el plan, mantuvo que tras la renuncia a la consulta ha llegado la hora de establecer una nueva línea de trabajo y una campaña de mensajes en positivo.

Preguntada expresamente sobre cómo piensa gestionar el clima de decepción que recorre sectores de la sociedad, la dirigente popular defendió en una comparecencia en la sede nacional del partido que “es el momento de abrir una nueva etapa, de la reconciliación de la convivencia de la sociedad catalana”. “Es el momento de reconstruir la fractura de la sociedad catalana a la que nos ha llevado Mas y el PP catalán y el Gobierno van a actuar con responsabilidad para volver a reconciliarnos con todos”, enfatizó.

Camacho, muy dura con el presidente de la Generalitat y ERC, evitó no obstante dibujar un panorama de vencedores y vencidos. “Quien ha ganado es la democracia, el Estado de derecho y la convivencia, porque con el proceso independentista perdíamos todos, catalanes y el resto de los españoles”. La dirección del PP aseguró que el proceso soberanista ha acabado. “Artur Mas no puede hacer ninguna consulta, ha suspendido la consulta, ha suspendido la operativa, pero quiere seguir engañando a los catalanes. Lo que está buscando es una salida para no quedar en evidencia. Él sabe que no se puede hacer ningún referéndum”, agregó Sánchez-Camacho. Aseguró que el Gobierno y su formación analizarán las fórmulas elegidas por CIU para seguir adelante con el pulso soberanista, aunque no aclaró si las ve recurribles. “El proceso no está vivo, y él lo sabe. Eso no es un referéndum. El señor Mas quiere dar apariencia de que se está empezando un proceso legal e intenta confundir a la opinión pública con el que el proceso sigue”, razonó.

Con respecto a la posibilidad de que el presidente catalán convoque unas elecciones plebiscitarias, Sánchez-Camacho consideró que “Mas de momento no puede hacer elecciones anticipadas porque sabe que ERC no quiere una candidatura conjunta”.

Más información