Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Ruz ordena prisión para el expresidente de Defex

La sobrina del exespía Paesa será trasladada desde Luxemburgo a España

La sobrina de Paesa, Beatriz García en una imagen de archivo.
La sobrina de Paesa, Beatriz García en una imagen de archivo.

El juez Pablo Ruz ha ordenado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para José Ignacio Encinas Charro, expresidente de la empresa Defex, comercializadora de los fabricantes de armamento dependiente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), por la presunta comisión de seis delitos relacionados con la defraudación de cantidades millonarias de un contrato para el suministro de material policial a Angola, según un auto judicial. Ruz acordó la misma medida respecto a otros tres detenidos en la Operación Angora, mientras que ha fijado fianzas para otros dos arrestados. Los tres restantes han sido puestos en libertad.

Tras una maratoniana jornada de declaraciones, que comenzó a las 10 de la mañana y concluyó a medianoche del viernes, el juez dictó un auto en el que imputa a Encinas Charro corrupción en las transacciones comerciales internacionales, contra la Hacienda Pública, cohecho, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, y falsedad documental.

La misma medida de prisión sin fianza acordó para otros tres detenidos en la misma operación, que investiga la desviación de fondos de un contrato de 152 millones de euros para equipar a la Policía Nacional de Angola por parte de una Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por DEFEX y Comercial Cueto 92 S.A. Esas tres personas son Juan Carlos Cueto Martin, consejero delegado de Cueto; y Manuel Iglesias-Sarria y Angel María Larumbe, directivo y exdirectivo de Defex.

En cuanto a los otros cinco detenidos que declararon este ante el juez y el fiscal Anticorrupción, se ha decretado prisión eludible con fianza de 200.000 euros para Icíar de Iraola, esposa de Cueto, y libertad con obligación de pagar en una semana una fianza de 20.000 euros para Enrique Francisco Gómez Cuesta, consejero de Defex hasta 2013, mientras que los otros tres han quedado en libertad con retirada de pasaporte y obligación de comparecencia en el juzgado cada semana.

El juez relata que desde cuentas corrientes de la UTE Cueto-Defex se transfirió a un banco de Luxemburgo 41,4 millones de euros sin razón comercial o actividad mercantil aparente alguna, y por los querellados se confeccionaron de forma aparentemente inveraz facturas y adendas a los contratos que permitiesen justificar tales desvíos de fondos al extranjero. Como beneficiarios últimos del dinero figuran los querellados y familiares de funcionarios públicos de la República de Angola.

El magistrado presume de forma indiciaria que los directivos de Defex y Cueto detenidos se concertaron con funcionarios angoleños para, a través del contrato de suministro de material a la Policía llevar a cabo una apropiación patrimonial ocultada, desviada al extranjero mediante un complejo entramado societario desde paraísos fiscales.

La Operación Angora, se ha saldó con un total de 10 detenciones por la Guardia Civil. Además de los que ya han depuesto ante el juez Ruz fue detenida la sobrina del exespía de Interior Francisco Paesa, que será trasladada desde Luxemburgo a España y declarará el próximo lunes ante el juez.

Los investigadores relacionan a Beatriz García Paesa con un despacho de abogados luxemburgués que colaboró en el desvío de cantidades millonarias procedentes de ese contrato creando una "estructura financiera altamente sofisticada" para blanquear el dinero, según la Guardia Civil, que creó un grupo permanente de intercambio de información con la Policía del país europeo.