Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE andaluz reacciona irritado a las insinuaciones sobre los avales

Susana Díaz pide que no se dude que los militantes han avalado “con libertad”

Eduardo Madina saluda ayer a una mujer en Granada. Ampliar foto
Eduardo Madina saluda ayer a una mujer en Granada. Efe

Los responsables del PSOE andaluz respondieron ayer con irritación a las insinuaciones sobre supuestas presiones a los militantes de esa federación para avalar a los candidatos a la secretaría general del partido.

“Que nadie dude de la libertad y voluntad de los militantes socialistas”, explicó la presidenta andaluza y líder de la principal federación del PSOE, Susana Díaz.

Esas insinuaciones surgieron a raíz de que uno de los candidato, Eduardo Madina, pidiera que se hiciera pública la procedencia de los avales de los candidatos. Según esa distribución, Pedro Sánchez ganó con holgura en comunidades como Andalucía. Esta última supone un tercio aproximado de los militantes del PSOE que tendrán que elegir el próximo día 13 a su secretario general. Madina ganó en número de avales en Asturias, Extremadura y Cataluña.

El argumento de esas insinuaciones se completa con la idea de que los aparatos regionales del partido apoyan a Sánchez y, por eso, han interferido y se han movilizado en la recogida de los avales, empezando por la poderosa federación andaluza. De esa forma, siempre según esa teoría, el número de avales no se corresponderá necesariamente con los votos finales que sí son secretos y, por tanto, no sometidos a supuestas presiones de los aparatos de los partidos. Para responder a esa impresión salieron ayer abiertamente la presidenta de Andalucía y del PSOE de esa comunidad, Susana Díaz, y el secretario de Organización regional del partido, Juan Cornejo. Sobre todo este último que calificó de “chorrada” conocer el origen territorial de los avales y las sospechas a las que dio pábulo la petición de Madina.

Díaz pidió ayer en Onda Cero que “nadie en el partido ponga en cuestión la voluntad de los militantes socialistas andaluces”, Según la dirigente andaluza “cada militante del PSOE avala a quien le da la gana y va a votar a quien quiera, pensando en que el PSOE tiene un compromiso con España y que tenemos que ser la alternativa de gobierno que este país necesita”.

El propio Madina intentó frenar ayer las sospechas y aseguró en Granada que está convencido de que no ha existido ninguna federación del PSOE en la que se haya avalado en contra de la voluntad “igual que no habrá militantes que voten en contra de su voluntad". No obstante, la tesis del candidato y número dos del Grupo Socialista es que “esto no es una competición de avales”.

La presidenta andaluza insistió en su voluntad de quedarse al margen sin apoyar a ninguno de los tres canditados (Sánchez, Madina y José Antonio Pérez-Tapias) porque su voluntad es ayudar a “coser el día después”. Su referencia, según dijo es el congreso de Sevilla de 2012 cuando Alfredo Pérez Rubalcaba ganó a Carme Chacón con el voto los delegados, pero sin que hubiera integración. Por eso Díaz habló ayer de “los errores de Sevilla” y garantizó que gane quien gane tendrá el apoyo de la federación andaluza.

Pedro Sánchez arrancó ayer su campaña oficial en Valladolid, donde Madina le superó en avales, con la idea de que no es el candidato de los aparatos del partido. El diputado aseguró que quiere que su partido se reconstruya desde la base, con líderes empujados desde abajo.

Representantes de los tres candidatos se reunirán hoy por la tarde en Ferraz con la dirección del PSOE para ver detalles de la campaña como la dotación económica y, sobre todo, la posibilidad de realizar debates abiertos.