“Ese partido daba igual, ya éramos los segundos de grupo”

Monterrubio despide a sus hijos en el polideportivo donde entrenaban los menores Los establecimientos comerciales del pueblo cierran en señal de luto Dos equipos del club del pueblo viajaban en el autobús

Foto: atlas | Vídeo: ATLAS | FOTO: CLAUDIO ÁLVAREZ

Quien es de pueblo bien sabe lo que significa un polideportivo para los chavales. Todo. En Monterrubio de la Serena es el punto de encuentro y el lugar donde las horas pasan en unos segundos. Allí hacen deporte los chicos de esta localidad de unos 2.700 habitantes, situada al este de la provincia de Badajoz. Allí entrenan las distintas categorías del Club Deportivo de Monterrubio, al que pertenecían los cinco menores de entre 12 y 15 años que fallecieron el jueves en el accidente del microbús que los traía de vuelta a casa después de jugar dos partidos de fútbol sala.

Los bares, los comercios y los bancos de este municipio aceitunero no abrieron este viernes. Todos, jóvenes y mayores, fueron al polideportivo. Los vecinos acompañaron sobre la pista de fútbol a las familias de los menores, cuya capilla ardiente se instaló allí. Los llantos se mezclaron con la rabia cuando se difundió la noticia de que el conductor de la retroexcavadora implicada en el siniestro había consumido cocaína y hachís, por lo que fue encarcelado. Cientos de vecinos y decenas de coronas de flores ocultaban la pista cuando, a las cuatro de la tarde, los cinco féretros entraron en las instalaciones deportivas. Todos se levantaron como saludo.

Hasta el jueves, el poli —como lo llaman los chicos del pueblo— era un lugar muy distinto. Juan Pedro Martín, de 14 años, José Manuel Tena (12), Bernardo Raya (15), Javier Paredes (15) e Ismael Herrador (13) entrenaban allí cada semana. Todos eran de Monterrubio, excepto Ismael, que vivía en la cercana aldea de La Nava. Todos fallecieron en el accidente del microbús. En el vehículo viajaban 18 personas; cuatro de ellas —tres menores y un adulto— permanecían  hospitalizadas, aunque no se temía por sus vidas.

No todos los chicos del minibús jugaban juntos. Viajaban los integrantes de dos categorías del club: infantil y cadete. Y las dos formaciones salieron triunfantes de sus partidos en Herrera de Duque, también en Badajoz. A los más pequeños, de entre 12 y 13 años, les bastó el empate a cinco goles para conseguir la clasificación para la final de su división. Los cadetes, de 14 y 15, golearon a sus rivales: 20 a 0. “Ese partido daba igual, ya éramos los segundos de grupo”, comentaba uno de los integrantes del equipo de los mayores. Un brazo vendado, una herida en la espalda y los ojos hundidos de pena revelaban que él viajaba en el microbús.

Todo se torció pocos minutos antes de llegar a casa, pasadas las 21.20 del jueves. Fue en una larga recta de la carretera provincial que une Castuera y Puerto Hurraco. Ese mismo jueves todos los chicos habían recorrido ese tramo un par de veces más, porque estudian en el instituto de Castuera. Tres autobuses llevan cada día a los menores de Monterrubio hasta el pueblo de al lado. Pero el choque con la retroexcavadora destrozó la vida a cinco chicos cuando habían empezado a vivirla. “¿Por qué tan pronto?, ¿por qué tan pronto?”, protestaba la madre de uno de los fallecidos.

Aunque no jugaban en el mismo equipo, los cinco tenían algo en común: el entrenador. Juan Balsera es el encargado del polideportivo y quien dirige a los cadetes e infantiles del Club Deportivo de Monterrubio. Un collarín y unas gafas de sol que ocultaban sus ojos eran las pruebas de que él también viajaba en el microbús. Balsera se sentó en una de las primeras filas para velar a sus pupilos en la capilla ardiente instalada en el polideportivo, donde los entrenaba cada semana.

Sobre la firma

Manuel Planelles

Periodista especializado en información sobre cambio climático, medio ambiente y energía. Ha cubierto las negociaciones climáticas más importantes de los últimos años. Antes trabajó en la redacción de Andalucía de EL PAÍS y ejerció como corresponsal en Córdoba. Ha colaborado en otros medios como la Cadena Ser y 20 minutos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS