Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moody’s no cree que Cataluña llegue a ser independiente ”en dos o tres años”

La agencia de calificación resta importancia al independentismo catalán

Aventura un adelanto electoral

La agencia de calificación crediticia Moody's considera improbable que la independencia de Cataluña se produzca en los próximos dos o tres años y aventura que se producirá un adelanto electoral en la comunidad catalana ante la negativa del Gobierno de Mariano Rajoy de permitir una consulta.

La agencia asegura en una nota publicada ayer que las tensiones independentistas "no tienen impacto sobre la calificación de España y Cataluña" porque cree que es "improbable que se produzca en los próximos dos o tres años". No obstante, avisa de que si el debate termina afectando a la evolución económica, la consolidación fiscal y la financiación podría suponer una rebaja de la nota.

"A finales del año pasado los partidos políticos de Catalunya acordaron celebrar un referéndum sobre la independencia del Estado español el 9 de noviembre de 2014", apunta Moody's en una nota. En la que la agencia augura que "el tema de la independencia de Cataluña ganará más protagonismo durante los próximos meses". Pero, al tiempo, lo considera como un acontecimiento improbable en "los próximos dos o tres años". Por eso, concluye que "las aspiraciones políticas catalanas no influyen en las calificaciones crediticias de España y Cataluña".

Moody's indica en el comunicado que "sólo un tercio de la población catalán apoya fuertemente la independencia", según la mayoría de los observadores. Y recalca que los políticos catalanes han dejado claro que sólo procederán a presentar una alternativa política a España mediante medios legales y siempre que permanezca en la zona del euro. Cree que "estos objetivos podrían ser difíciles de conciliar con la independencia". La agencia precisa que "actualmente no hay preparativos prácticos para la independencia".

Señala, además, que las evaluaciones sobre la deuda soberana de España y Cataluña estarán condicionadas sobre todo por "las perspectivas económicas de crecimiento, la evolución de la consolidación fiscal y la reducción de la deuda". Y añade: "En el caso de Catalunya, tendrá más importancia el acceso a la financiación del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA)". No obstante, advierte de que las calificaciones sufrirían cierta presión a la baja si "el debate en torno a la independencia impactara negativamente en uno de estos factores".

Moody's añade en su informe sobre España y Cataluña que considera probable que el Ejecutivo catalán convoque elecciones anticipadas si el Gobierno español rechaza la convocatoria de un referéndum o "consulta" para los ciudadanos catalanes. Mientras tanto, la agencia de calificación espera un aumento del ruido político en torno a la cuestión ya que ambas partes defienden férreamente sus posiciones.

Por último, la agencia cree que el apoyo a la independencia podrían verse afectada por el resultado del sistema de financiación autonómica que está revisando el Ejecutivo estatal. Catalunya se ha quejado en repetidas ocasiones de que el sistema actual le perjudica. Aunque el debate sobre la reforma del sistema de financiación aún está en una etapa embrionaria --solo hay un grupo de trabajo constituido que aún está evaluando el impacto del actual sistema-- Moody's espera que una reforma del modelo de financiación beneficie a Cataluña, aunque, precisa, "es poco probable que se cumplan las demandas de la región para lograr una mayor autonomía fiscal".