Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varapalo de los jueces a Interior por denegar el asilo a un opositor kazajo

La Audiencia critica la decisión y asegura que no hay pruebas de que sea un peligro

El Consejo de Ministros acaba de acordar su extradición

Alexander Pavlov
Alexander Pavlov

La Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional ha dado un nuevo paso que paraliza la entrega a Kazajistán de Alexander Pavlov, jefe de la escolta de Ablyazov, principal opositor del régimen kazajo. Un durísimo auto de este organismo acuerda la suspensión cautelar de la resolución que adoptó el Ministerio del Interior en junio de 2013 por la que se denegó a Pavlov el derecho de asilo con el argumento de que era un peligro para la seguridad nacional. Una denegación “inconcreta y precaria” que según los jueces no se motivó suficientemente y se fundamentó en “hipótesis, conjeturas, probabilidades y sospechas” no probadas. Los jueces creen que Pavlov sufre un riesgo real de padecer torturas si es entregado.

El Consejo de Ministros acordó el pasado día 14 la entrega a Kazajistán de Alexander Pavlov después de que el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional acordara su extradición, tras un prolongado debate en el que siete magistrados firmaron un voto particular en el que aseguran que se trata de un caso de persecución política y advierten del riesgo de que sufra malos tratos o torturas. Diplomáticos kazajos intentaron presionar a varios jueces de la Audiencia Nacional que tenían que decidir sobre la extradición y el embajador de esta república se entrevistó con el presidente Ángel Juanes. Los letrados de Pavlov, Ignacio Díaz y Maria Costa, solicitaron a la Sala de lo Contencioso Administrativo que frenara la entrega hasta que esta no se pronuncie sobre el recurso que habían planteado a la denegación del derecho de asilo.

Para los jueces de la Sección que preside el magistrado Jesús García Paredes no hay duda de que la entrega de Pavlov a Kazajistán acordada por el Gobierno “constituye una situación claramente irreversible que resultaría definitiva, de forma que un eventual fallo estimatorio anulando la resolución denegatoria del derecho de asilo sería inejecutable”.

El auto destaca que la denegación del derecho de asilo solicitado y el supuesto peligro para la seguridad nacional esgrimido por el Ministerio del Interior se basó en un informe del CNI en el que no se especifica su “inminencia, grado de certeza o probabilidad, y su carácter fundado y no meramente hipotético o conjetural”.

Los jueces añaden que el citado informe “reconoce que las fuentes y datos consultados no se consideran suficientemente fiables, lo que no permite realizar una valoración meramente acreditada sobre el grado de esa potencial peligrosidad”. Y destaca que el mismo informe del servicio de inteligencia apostilla que en cuanto a las acusaciones de terrorismo que Kazajistán esgrime contra Pavlov (un supuesto intento de atentado que nunca se ejecutó) “no se dispone de ninguna información que lo contraste”, según frase textual del CNI.

La motivación del Ministerio del Interior para denegar el derecho de asilo es “inconcreta, precaria y meramente hipotética expresando simplemente una probabilidad sobre la que no se razona acerca de la causa legal para denegar el derecho de asilo”, dice el auto. Los magistrados Felisa Atienza, Francisco José Navarro, Jesús Cudero y José Guerrero añaden que la alegación de Pavlov de sufrir persecución política “guarda una apariencia de credibilidad y se aprecia la sospecha de un riesgo real de que el solicitante de asilo sea sometido a torturas y malos tratos”

Pavlov fue detenido en 2012 en un control policial de la estación madrileña de Chamartín cuando descendía de un tren procedente de París y huía de una orden de detención internacional dictada por la justicia de Kazajistán por presuntos delitos de terrorismo y estafa. El jefe de escolta de Ablyazov pidió asilo político desde la prisión de Soto del Real (Madrid) y contrató a un despacho de abogados para evitar su entrega a un país en el que asegura que va a ser torturado. El pasado julio, la Audiencia Nacional acordó conceder su extradición, recurrida por la defensa de Pavlov y ratificada por el pleno de la Sección Segunda.

El voto particular de los siete magistrados alerta sobre el peligro de que Pavlov sea torturado cuando sea entregado a las autoridades kazajas y destaca que “las garantías diplomáticas bilaterales no son jurídicamente vinculantes, pues no existen medios para obligar a la otra parte a su cumplimiento, ni para investigar las posibles vulneraciones de derechos”. La organización de derechos humanos Open Dialog Foundation ha acreditado numerosos casos de torturas en las cárceles kazajas.

Mariano Rajoy visitó Kazajistán el pasado mes de octubre junto a una delegación de empresarios españoles. La república postsoviética es una de las más cortejadas de Europa por su riqueza en recursos naturales.

Más información