Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy lleva al debate su apoyo a Barcina: “En Navarra no hay corrupción”

Geroa Bai rechaza, en cambio, el clima de “terrores apocalípticos” generado por UPN y el PP

El caso de supuestas injerencias que llevó a la dimisión el pasado enero de la directora de Hacienda Foral de Navarra y a los socialistas navarros a estudiar una moción de censura contra Yolanda Barcina agitó este miércoles el cierre de la segunda jornada del debate sobre el estado de la nación.

Tras la intervención del diputado de UPN Carlos Salvador, Mariano Rajoy otorgó solemnidad a su apoyo a Barcina reafirmando su compromiso con la defensa de Navarra como comunidad “foral y española”. En esa comunidad, llegó a decir el presidente del Gobierno, “no ha habido corrupción”. Y, en línea con los mensajes lanzados en la última semana por los máximos dirigentes del PP, lamentó que haya “quien quiere llegar al poder por cualquier procedimiento”. Así se pronunció desde la tribuna minutos después de que Salvador le pidiera su implicación ante la posibilidad de que la izquierda abertzale se haga con el poder.

En las antípodas, otra diputada navarra, Uxue Barkos, portavoz de Geroa Bai, rechazó el clima de “terrores apocalípticos” generado por UPN y el PP y mantuvo que “la democracia es imparable”. Los ciudadanos navarros, en su opinión, votarán “frente a tanto atropello”, y lo harán este año o en 2015. Barkos dedicó, por otro lado, su intervención a la situación económica y al maltrato que cree que está dando el Gobierno a Navarra y censuró que algunos partidos prefieran una Navarra “corrupta que rota”.

Gestión en Novagalicia

La diputada del BNG Olaia Fernández Dávila centró su discurso en la política laboral y económica del Gobierno. Denunció que España tiene la peor protección laboral de la UE y reprochó a Rajoy la mala gestión en la venta de Novagalicia Banco, que, según afirmó, “ha supuesto una pérdida para el Estado de 8.000 millones”, ante lo que el jefe del Ejecutivo se mostró orgulloso de que la entidad no fuera intervenida.

El portavoz de Coalición Canaria, Pedro Quevedo, recriminó al presidente que su discurso estuviera “disfrazado de humildad”, aunque lleno de “triunfalismo a costa de muchísima gente”. El diputado de Compromís, Joan Baldoví, mantuvo que el presidente “apabulla” a los ciudadanos con cifras macroeconómicas “que pasan de largo e ignoran a las personas”, que quedan castigadas “implacablemente”. El diputado de Foro Asturias Enrique Álvarez Sostres, por su parte, reprochó al Gobierno que las cifras del paro sigan siendo inasumibles.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información