Castro niega “trato privilegiado” al no permitir que se filme el interrogatorio

Solo se grabará en audio la comparecencia ante los 40 letrados presentes

El juez Castro, centro de atención de la prensa este viernes en Palma.Foto: atlas | Vídeo: Atlas / Reuters

No existirá un testimonio audiovisual de la histórica declaración judicial de la Infanta. El juez José Castro mantiene su decisión inicial de que solo se grabe la voz de la hija del Rey, un soporte en audio que el instructor guardará y que será usado para levantar el acta escrita, una transcripción literal del interrogatorio. El juez ha rechazado la pretensión de la defensa de Diego Torres y de Manos Limpias, que alegaron un trato privilegiado a doña Cristina respecto a otros imputados. Castro no solo niega que dé un “trato privilegiado” a la Infanta por ser quién es, sino que alega que sostener eso “son ganas de ver la cuestión desde una peculiar óptica que en absoluto corresponde con lo que este Juzgado ha venido predicando sobre la cuestión”. El instructor del caso Urdangarin dice que opta por “la tolerancia y permisividad [que] se han de erigir en el principio general y la restricción en lo excepcional”.

El magistrado recuerda que ya en febrero de 2012, cuando Iñaki Urdangarin y otros imputados solicitaron que su declaración no fuera objeto de grabación, esto “no representó absolutamente ningún privilegio para los afectados, sino todo lo contrario, ya que actuaciones que perfectamente se podían haber solventado en pocas horas acabaron, como es el caso del señor Urdangarin, durando más de 20”.

Para asegurar que no haya fugas incontroladas de sonidos o imágenes o notas de sms telefónicos de la declaración, Castro estipuló que queda prohibido de manera terminante que “persona alguna acceda al interior” de los juzgados de Palma con “terminal telefónico, tabletas, ordenador portátil o cualquier otro dispositivo apto para la captación de imágenes o sonidos”.

Más información
Doña Cristina alegará que era ajena a los negocios de su marido
Claves de la imputación
La Infanta deberá pagar más de medio millón si Urdangarin es condenado
Urdangarin se planteó devolver seis millones y asumir la culpa

El magistrado también ha negado al fiscal Pedro Horrach su pretensión de que el pseudosindicato ultra Manos Limpias y el Foro Cívico del exlíder de IU, Julio Anguita, ambos personados como acusación popular, tengan una única representación letrada para los dos. Horrach pretendía por razones operativas que solo interviniese Manos limpias, con las preguntas también de los seguidores de Anguita. El Foro Cívico podrá preguntar. La infanta Cristina responderá al juez y al fiscal, pero no contempla contestar a las acusaciones privadas y a otros letrados, excepto al suyo y posiblemente al de su esposo, que este viernes participó en las sesiones preparatorias del interrogatorio en el bufete de Miquel Roca.

La declaración se hará en la más amplia sala de vistas, con espacio para 40 letrados. Cuenta con el sistema de grabación con cámaras frontales pero no será usado. Al lado de la mesa del juez se ha dispuesto una gran pantalla, en la que se pueden proyectar elementos de base del interrogatorio. Todo el sumario está digitalizado y desde el ordenador del juez se pueden exhibir los documentos a la sala y a la imputada, que tendrá una pantalla de ordenador en su mesa de apoyo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Como hizo su marido, la Infanta tendrá que pasar por el arco detector de metales de la entrada de los juzgados y dejará sus dispositivos electrónicos en depósito, en manos de los agentes de seguridad, que los guardarán en bolsas separadas e identificadas. Este viernes, los equipos de seguridad efectuaron un recorrido extenso de todas las dependencias de los juzgados para evitar y detectar la posible existencia de personas o dispositivos electrónicos ocultos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS