Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cospedal avisa: “Una Cataluña independiente nacería en quiebra”

Camacho sostiene que España "no roba sino que compra, y mucho, a toda Cataluña"

La convención del PP catalán destaca que el Estado ha aportado 32.000 millones a la Generalitat

Ha empezado la batalla por la opinión pública, por los sentimientos, por definir la identidad. Y, a partir de los sentimientos, la dirección del Partido Popular se emplea ahora en demostrar que los argumentos del presidente de la Generalitat, Artur Mas, son falsos. Lo han hecho esta mañana la número dos del partido mayoritario, María Dolores de Cospedal, y la líder de los populares en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, en la inauguración de la convención del PP catalán. El mensaje central, en palabras de Cospedal: una Cataluña independiente "nacería en quiebra".

“La mejor manera de sentirme española es sentir que Cataluña forma parte de mi patria, de mi gente, de mi historia y de mi cultura. Se habla mucho estos días de identidad y se usa esta palabra para poner en valor delirios de lo más asombrosos”, ha manifestado la secretaria general de la formación en referencia a los planes soberanistas de Mas.

No vamos a dejar que nos roben el pasado ni el futuro

María Dolores de Cospedal

“La identidad no es algo que se pueda trocear. Es algo exactamente contrapuesto a la idea de levantar fronteras”, ha proseguido antes de abundar en esa tesis: "Quien diga que Cataluña no forma parte de la identidad española y diga que hay que separarla a machetazos, es que no sabe nada de España ni de Cataluña”. "Ni ese pasado ni el presente ni el futuro vamos a dejar que nos lo quiten y nos lo roben",ha añadido. Cospedal ha rechazado además, en relación con la celebración de la consulta, que se pueda modular el concepto de soberanía. “De soberanía solo hay un porcentaje: un 100%. No se puede hablar de otras partes o de trocear la soberanía”, ha enfatizado.

Ambas han defendido que una Cataluña independiente no sería viable y se quedaría aislada en el tablero internacional. Han esgrimido las inversiones del Estado y las transferencias a la Generalitat y han abundado en el discurso de la campaña impulsada por el PP catalán sobre el derecho a saber de los ciudadanos. “Los catalanes tienen derecho a saber que el Gobierno de España paga al igual que en el resto de España las pensiones de todos los pensionistas catalanes”, ha afirmado Cospedal

Alicia Sánchez-Camacho ha puesto el acento en su discurso en rechazar tajantemente la frase que se relaciona con los nacionalistas de que España nos roba. En un anticipo de lo que puede esta tarde exponer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la senadora ha sostenido la tesis opuesta: que España se está distinguiendo con su solidaridad con Cataluña. “España nos compra y mucho. Nos compra la mitad de los productos y nos ha dado 32.000 millones de euros entre el FLA [Fondo de Liquidez Autonómica], que representa el 40% del total, y las partidas para pagar a proveedores.

El PP está viviendo en Cataluña exclusión y  rechazo social

Alicia Sánchez-Camacho

El impacto de las balanzas comerciales es uno de los argumentos que esgrime el PP catalán para advertir de las consecuencias enormemente negativas que comportaría una secesión. Pese a reconocer que existe un déficit fiscal, el PP afirma que el superávit comercial entre Cataluña y el resto de España compensa sobradamente ese desequilibrio. Esta conclusión está incluida en la campaña del PP sobre el derecho a saber, que aporta estos datos: el superávit fue en 2012 de 24.198 millones de euros, esto es, la resta entre los 49.131 millones en ventas y los 25.963 en compras. Otros economistas alegan, sin embargo, que son flujos diferentes, las compraventas y el de la financiación, que no se pueden mezclar.

“Vamos a ofrecer en esta convención toda la verdad desde el punto de vista histórico, económico, jurídico”, ha proclamado la senadora, que ha lamentado que algunos quieren aislar a Cataluña, sometida, ha dicho, a 30 años de un nacionalismo minoritario y excluyente. La popular ha recriminado que Artur Mas quiera levantar nuevas fronteras en Europa y le ha reprochado que intente dar lecciones de cómo se siente un catalán. “Este partido ha sufrido mucho en el País Vasco y en otras partes de España y ahora estamos sufriendo, de diferente manera, la exclusión y el rechazo social en Cataluña. Nos quieren decir cómo tenemos que vivir nuestra vida, cómo nos tenemos que gobernar o cómo educar a nuestros hijos. O están con ellos o no eres catalán", ha afirmado Sánchez-Camacho, que ha querido hacer un homenaje a las víctimas de ETA en un gesto de complicidad con María del Mar Blanco, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, presente en la convención.

Duran pide menos advertencias y más razones para Cataluña

MAIOL ROGER / Barcelona

El líder de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran i Lleida, ha lanzado esta mañana una sugerencia a los líderes del PP, y en especial al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: que aparquen sus advertencias a una hipotética independencia catalana y dediquen sus energías a hacer un discurso positivo con Cataluña. “El PP se empeña en explicar a la ciudadanía de Cataluña todo lo que pasará si se va. Siempre en negativo. Pero nunca intentan convencer y dar razones en positivos de porque se tiene que quedar. No ofrece razones para atraer, para convencer los que la quieren independiente”, lamenta Duran en la carta que semanalmente envía a su militancia.

El democristiano sostiene que ante un diálogo con propuestas de Rajoy los independentistas tendrían que escuchar. Incluso los partidarios de separarse de España, sostiene el democristiano “deben creer en un futuro diferente dentro del Estado actual”. Duran apunta algunos de los cambios que tendría que hacer Rajoy en su discurso: reconocer el déficit fiscal catalán, la injusticia de su financiación, modificar la ley Wert para ofrecer soberanía lingüística, y hacer un cambio constitucional que reconozca la singularidad política catalana. La actitud que sostiene ahora Rajoy, según Duran, solo puede llevar a más radicalidad. “Puede evitar que no se consulte vía referéndum. Pero si continúan así puede haber una declaración unilateral de independencia, que a mi entender nos dejaría a la intemperie y no nos iría bien. Pero tampoco le iría bien a España. Y aquí es donde Rajoy y el PP se equivocan”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información