Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero afirma que no reveló la carta del BCE por el “riesgo a la estabilidad”

El expresidente explica que debía publicarla para aclarar que el BCE no impuso la reforma

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha justificado este jueves en "un riesgo a la propia estabilidad" de España por qué no entregó al Congreso cuando se lo pidió, aunque sí se ha decidido ahora a incluirla en su libro de memorias, la carta del presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet. 

La misiva, incluida entre los anexos de su libro, es un documento confidencial del que se habló mucho al final de su mandato. Se trata de una carta que el presidente del Banco Central Europeo le envió en agosto de 2011 en la que reclamaba una serie de duras medidas en el ámbito fiscal y laboral que Zapatero no acometió. “Sugerimos revisar en breve otras regulaciones del mercado laboral con vistas a acelerar la reintegración de los desempleados en el mercado de trabajo. Vemos importantes ventajas en la adopción de un nuevo contrato laboral excepcional en el que las indemnizaciones por despido sean muy bajas, y que se aplique durante un periodo limitado de tiermpo. Además, sugerimos suprimir toda restricción a la prórroga de contratos temporales durante cierto periodo de tiempo”, señalaba Jean-Claude Trichet en aquella carta, también firmada por el entonces gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

"En su momento no podía hacerlas pública porque, parte del contenido, era un riesgo a la propia estabilidad", ha afirmado el expresidente. "Mi criterio fue que era más responsable no hacerlo. Se ha dicho tantas veces que el BCE impuso la reforma de la Constitución. Ahora he decidido que sean públicas porque tenía que explicar a fondo que era un intercambio de intenciones".

 

Según cuenta en sus memorias, Zapatero se resistió a aprobar ese contrato excepcional con indemnizaciones por despido muy bajas aunque suprimió la restricción a las prórrogas de contratos temporales. En su libro, el ex presidente recuerda: “No estaba dispuesto a recortar derechos laborales sustanciales ni a adoptar nuevas medidas duras de ajuste social, que me parecían dudosamente eficaces, cuando no ya contraproducentes, para resolver el nuevo coletazo de la crisis”. "Zapatero no ha mentido nunca en el Parlamento, nunca dijo si tenía o no la carta del BCE", ha afirmado ahora quien fue su jefe de Gabinete, José Enrique Serramo, informa Anabel Díez.

En la entrevista, el expresidente también defiende su gestión al principio de la crisis. Evitamos la perspectiva de la intervención", ha recordado el expresidente que ha sacado pecho de que logró mantener los pilares del Estado de Derecho. 

También ha eludido entrar en polémica con el que fuera su ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes. "Su memoria no coincide con la mía, porque no tengo constancia de esto", ha dicho sobre el documento alertando de la situación económica que el exministro insiste en haberle enviado en aquella época. "La responsabilidad de la gestión económica, como no puede ser de otra manera, es mía", ha zanjado Zapatero. "No voy a polemizar con nadie que formó parte de mi equipo, porque les tengo respeto y consideración".

Más información