Exteriores hará un registro de viajes autonómicos

La pretensión del PP de crear un registro de los viajes de los líderes autonómicos rompe el acuerdo con PSOE, CiU y PNV

La pretensión del PP de crear un registro público de los viajes al extranjero de los responsables autonómicos rompió este martes un principio de acuerdo con PSOE, CiU y PNV en torno a la Ley de Acción Exterior y Servicio Exterior del Estado, conocida como Ley Margallo.

El PP ya había pactado con socialistas y nacionalistas limitar a los presidentes y consejeros de las comunidades autónomas la obligación de informar con carácter previo a Exteriores de sus viajes al extranjero —el texto aprobado por el Gobierno incluye también a altos cargos y parlamentarios autonómicos— y de excluir los viajes "en el marco del derecho comunitario"; es decir, a las instituciones de la UE. Sin embargo, el PP introdujo un párrafo según el cual Exteriores "mantendrá un registro público de los datos concernientes a dichos viajes", supuestamente por interés de Margallo, lo que rompió el pacto.

Finalmente, el texto solo contó con el apoyo del PP, la abstención de PSOE, CiU y PNV y el rechazo de los demás grupos. Todos insistieron en que se trata de una ley de Estado, que debería tener el máximo consenso, y dejaron la puerta abierta a recomponer en el Senado el pacto frustrado en el Congreso.

Entre las novedades de la ley destaca el compromiso de promover la "extensión, reconocimiento y efectivo cumplimiento" de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS