_
_
_
_
_

Rubalcaba: “Para muchos españoles lo peor está por llegar”

El líder socialista atribuye la mínima mejoría a que Bruselas ha dado más tiempo para cumplir el déficit

No hay posibilidad de acercamiento entre Gobierno y PSOE en las recetas para la salida de la crisis. Así se refleja en el debate de los Presupuestos para 2014, que se discuten este martes y miércoles en el Congreso. El líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha sentenciado que “lo peor está por llegar” para muchos españoles porque la crisis en absoluto ha terminado. Según Rubalcaba, estas cuentas del Estado para el año próximo, no sirven para salir de la crisis.

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, se ha propuesto en este debate que los portavoces le reconozcan que la situación está mejorando. No lo ha conseguido toda vez que tanto Rubalcaba como el resto de los portavoces han puesto el énfasis en el paro, en la falta de inversión y en los recortes en las políticas sociales.

A qué se refiere el ministro de Hacienda en su “permanente afirmación de la recuperación”, ha preguntado Rubalcaba de forma retórica para disparar a continuación: “Se refiere a la reforma laboral que ha destruido un millón de puestos de trabajo, a la financiera que ha costado 40.000 millones de euros a los españoles o a la consolidación fiscal que ha generado 250.000 millones más de deuda pública”.

Con cierto guante blanco, en algunas ocasiones el debate ha tenido también picos de enorme dureza. “Usted va a pasar a la Historia como el ministro que hizo una amnistía fiscal inmoral”, le ha dicho Rubalcaba. “Ya veremos cómo pasamos usted y yo a la Historia”, le ha respondido Montoro, que ha invocado las amnistías que llevaron a cabo los gobiernos socialistas para que aflorara el fraude fiscal en los primeros años 90. El titular de Hacienda ha introducido en su discurso alusiones “al liderazgo” de Rubalcaba para ponerlo en entredicho.

Pocos o ningún mérito ha reconocido el secretario general del PSOE al Gobierno en la cierta mejoría de la economía. “La flexibilización del déficit que ha consentido Europa”, es la clave, algo que Rubalcaba reivindicaba desde el principio de esta legislatura. “Lo peor que podría pasar es que alguien creyera en Bruselas que las cosas están mejor gracias a su política económica", ha afirmado con la mirada puesta en el banco azul del Gobierno encabezado por Mariano Rajoy, que le miraba aparentemente impertérrito. Al lado del presidente estaba la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el líder socialista no ha querido perder la oportunidad de hacerle una recomendación : “Aproveche el próximo viernes tras el Consejo de Ministros para pedir perdón a los desempleados porque les ha faltado al respeto al decirles que son defraudadores. ¿Tanto le cuesta pedir disculpas?”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Anabel Díez
Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_